Nuestros sitios
Compartir

5 claves para mantener los alimentos seguros

Por: Diabetes Juntos x ti 19 Ene 2016
Mantén tus alimentos seguros con los consejos de la Organización Mundial de la Salud.
5 claves para mantener los alimentos seguros

En el marco del Día Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud junto con la Organización Mundial de la Salud nos dan 5 tips que nos ayudarán a mantener los alimentos seguros y en buen estado para no afectar nuestra salud.

¿Cómo mantener tus alimentos seguros?

1. Utiliza agua y alimentos seguros para tu consumo

  • Lava bien las frutas y verduras, sobre todo si las consumirás crudas.
  • Todos los alimentos que vayas a preparar tienen que lavarse, incluso la carne y los huevos. Usa agua potable para esto.
  • Toma sólo agua potable. En caso de que te hayas quedado sin ella, puedes potabilizarla con 2 gotas de cloro por litro o hervirla durante 5 minutos.

2. Incorpora la limpieza a tu rutina de alimentación

  • Lávate las manos con agua y jabón antes de cocinar y después de tener contacto con los alimentos crudos.
  • Lava y desinfecta las superficies y los objetos que utilices para la preparación y cocción. De esta forma mantendrás los alimentos seguros y libres de gérmenes para su consumo.
  • Lava las frutas y las verduras antes de ponerlas en el refrigerador.
  • Protege la comida sobrante en recipientes cerrados.
  • Mantén a tus mascotas fuera de la cocina para que los alimentos no se contaminen con materia fecal o pelos.

3. Separa las carnes, pollo y pescado del resto de los alimentos cuando estén crudos

  • Evita la contaminación cruzada, que es cuando los microbios de los alimentos crudos, utensilios y superficies contaminadas se expanden hacia los alimentos cocidos.
  • Conserva los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos. Esto evitará que los alimentos crudos goteen sobre el resto de las preparaciones en el refrigerador.
  • Los huevos deben conservarse siempre en el refrigerador y en su envase original, separados de otros alimentos.
  • Antes de usar de nuevo los utensilios que usaste para los alimentos crudos, lávalos para no contaminar tus otras preparaciones.

4. Cocina los alimentos completamente

  • Cocina los alimentos completamente, en especial las carnes rojas, el pollo, el huevo y el pescado.
  • La carne mal cocida representa un serio peligro para la salud; por eso, cocina el pollo y la carne roja hasta que pierdan el color rojizo y no los dejes con jugos rojos.
  • Antes de consumir los alimentos refrigerados, caliéntalos a altas temperaturas.

5. Conserva los alimentos a temperaturas seguras

  • Refrigera los alimentos cocidos y mantén la comida caliente, por encima de los 60ºC.
  • No guardes los alimentos cocidos durante mucho tiempo. Consúmelos lo antes posible.
  • Cuando descongeles los alimentos, hazlo en el refrigerador o en el microondas. Nunca a temperatura ambiente, pues así son propensos de incubar o multiplicar las bacterias.
  • Cuando abras una lata de conserva, transfiere el contenido a un envase de plástico o de vidrio. Nunca conserves el excedente en la lata.

Por tu salud: cuida tus alimentos.