Nuestros sitios
Compartir

Productos light

Por: Diabetes Juntos x ti 22 Sep 2014
Su abuso puede tener consecuencias para las personas con Diabetes
Productos light

Se considera que un producto es light cuando presenta una reducción de por lo menos un 25% de su valor calórico, es decir, que puede ser reducidos en azúcares o grasas. Sin duda, resulta una buena opción si se consume moderadamente y si, además, se hace una lectura de su etiqueta de información nutrimental, ya que el abuso deriva en el consumo de calorías extras que terminan por hacernos engordar.

Últimamente, el consumo de productos light se ha disparado, no sólo entre aquellos que desean bajar de peso, sino también entre las personas con Diabetes. Sin embargo, el hecho de que un producto sea reducido en azúcar no significa que puedas comerlo sin control, pues muchos de ellos elevan los niveles de glucosa debido a su alto contenido de carbohidratos y, por lo tanto, su aporte calórico no es bajo.

Te recomendamos este video

Muchas personas con Diabetes consideran que el uso de los productos light puede sustituir una dieta balanceada, por lo que los ingieren indiscriminadamente.

En realidad, los productos light surgieron de la necesidad de que ciertos alimentos fueran aptos para ciertos sectores de la población que tenían restricciones en el consumo de sal, azúcares o grasas (personas con Diabetes, hipertensión, colesterol elevado, etc.) y para quienes querían controlar o reducir su peso.

En los productos bajos en azúcares, específicamente, se utilizan otras formas de endulzar como los edulcorantes, lo cual quiere decir que siguen teniendo un sabor dulce, pero con menos azúcar y, por tanto, con menos calorías. En la elaboración de este tipo de productos se usan almidones o hidratos de carbono modificados, como la polidextrosa y la maltodextrina, compuestos que el organismo no digiere, pero que proporcionan esponjosidad y textura.

¿Debo o no debo consumirlos?

Estos alimentos contienen menos azúcar y, por tanto, pueden ser una gran opción para las personas con Diabetes y para aquellos que deseen bajar o mantener su peso, sin embargo, no podemos perder de vista la cantidad de calorías que tienen y sumarlas a la ingesta diaria que debemos manejar, es decir, los productos light no son de libre consumo.

Hay que recordar que las calorías son fundamentales en una dieta básica y equilibrada, y más en las personas con Diabetes, ya que requieren en promedio entre mil 500 y 3 mil calorías por día para permanecer activas. Es recomendable que antes de comprar un alimento catalogado como light leas la etiqueta de información nutrimental y la compares con la del producto normal, pues muchas veces la diferencia es de muy pocas calorías y, en contraparte, tienen más grasa o más carbohidratos.

La razón de este análisis es destacar que pese a que muchos productos no contienen azúcar, cuentan con otras sustancias que elevan los niveles de glucosa y, por lo tanto, su aporte calórico no es bajo. Es por ello que te debes asegurar de que no contengan sacarosa, fructosa ni maltodextrina.

Por otra parte, olvida la idea de que los productos light ayudan a bajar de peso, porque no es así. Lo único que puede ayudarte a perder peso es comer saludablemente y hacer ejercicio. Recuerda que para mantenerte saludable (tengas o no Diabetes) es mucho mejor consumir productos naturales y frescos y restringir la ingesta de los procesados, aunque sean light.

Con información de Agencia ID