Nuestros sitios
Compartir

Desayuno saludable

Por: Diabetes Juntos x ti 24 Sep 2013
La clave para un día lleno de energía
Desayuno saludable

Actualmente nuestro país se enfrenta a un grave problema de sobrepeso y obesidad, detonantes de enfermedades crónicas como la Diabetes y la Hipertensión que se presentan con mayor frecuencia en edades más tempranas. Ante esta situación, el Gobierno del Distrito Federal ha puesto en marcha un protocolo de investigación enfocado a mejorar la nutrición en los niños durante el desayuno para garantizar su rendimiento escolar.

De acuerdo con el Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati, un desayuno nutritivo no siempre infiere elementos tradicionales, por lo que Debby Boutwell, dietista de esta clínica, recomienda incluir dentro del primer alimento del día de los pequeños, granos ricos en fibra, fruta, verdura y productos lácteos, pues los ayudará a mantenerse alertas durante más tiempo.

Entre algunas de las posibles combinaciones recomendó:

  • Cereales ricos en fibra con granos integrales y leche baja en grasa.
  • Yogur con bayas.
  • Tostadas, huevos y jugo 100 por ciento naturales.
  • Pan de trigo integral y queso o huevos y leche baja en grasa.
  • Un sandwich de mantequilla de cacahuate y mermelada junto con leche baja en grasa.
  • Un sandwich de queso y un jugo 100 por ciento natural.

Variedad

Opta por variar el almuerzo que envías en sus loncheras frecuentemente. Evita, por ejemplo, que el pan sea siempre el mismo. Recuerda que puedes utilizar pan pita, pan de rosca, galletas o tortillas.

Simplifica

Al elegir fruta, no olvides que debe ser fácil de manejar y de comer, pueden ser pedazos de manzana, uvas o fresas. Incluye yogur para acompañarla o crema de cacahuate.

Bebidas

En lugar de enviar bebidas demasiado azucaradas como aguas de sabor o jugos, prefiere agua natural o leche baja en grasa. No les des bebidas con cafeína o complementos de hierbas.

Almuerzo en la escuela

Revisa el menú de la escuela. Es importante que sepas qué les están sirviendo a tus hijos durante el almuerzo así que no olvides preguntar por él.

Recuerda que tú eres el primer ejemplo a seguir. Es por ello que, si comienzas a comer saludable, ellos lo harán también.