Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Nutrición

Carbohidratos: ¿buenos o malos?

Por: Diabetes Juntos x ti 01 Jul 2015
Enemigos a vencer de la Diabetes
Carbohidratos: ¿buenos o malos?

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos o hidratos de carbono (HC) se encargan de proveer de energía a nuestro organismo para que podamos desempeñar nuestras actividades diarias. Su consumo es importante para todos, pero si se hace de forma excesiva provoca que los niveles de azúcar en sangre se eleven, lo cual es perjudicial para nuestra salud.

¿Cuántos carbohidratos debo comer?

Se deseas controlar tu glucosa, consume entre 45 y 60 gramos de carbohidratos en cada comida. Aquí te simplificamos el conteo:

aprende-a-contar-carbohidratos

¿Dónde se encuentran los carbohidratos?

Los carbohidratos se encuentran en productos de origen animal, como la leche y sus derivados, y en las frutas, las verduras y las legumbres. Como verás, resulta casi imposible dejar de consumirlos, por ello es necesario que sepas dónde encontrarlos y cuáles consumir para llevar una dieta equilibrada y evitar complicaciones.

¿Qué pasa en el organismo cuando consumo carbohidratos?

Cuando el organismo absorbe los carbohidratos los transforma en glucosa, la cual se mezcla con la sangre; al tiempo en que los niveles de glucosa se elevan, nuestro cuerpo produce, a través del páncreas, una hormona llamada insulina. Ésta ayuda al transporte de la glucosa hacia todas las células para que, de ese modo, podamos transformarla en energía.

Debido a que cuando se tiene Diabetes el cuerpo no produce insulina (Diabetes tipo 1) o no es capaz de generar suficiente (Diabetes tipo 2) para llevar a cabo este proceso, la cantidad de azúcar en sangre se incrementa y sólo puede controlarse mediante una dieta balanceada, medicamentos o insulina.

Sin embargo, no sólo los azúcares son fuente rica en carbohidratos. También la lactosa y la fructosa los aportan, y su efecto está estrechamente relacionado con la manera en que son mezclados con otros nutrientes. Es decir, hay que evitar el consumo de alimentos que, en conjunto, eleven los niveles de azúcar en sangre; por ejemplo: el pan y las golosinas. Distribuir correctamente dichos nutrientes resulta benéfico para el organismo, de manera que el consumo de proteínas y grasas también debe ser monitoreado en tu dieta.

Recuerda que tu médico o nutriólogo es el único que puede indicarte una dieta específica para ti.

Contrata tú membresía
Antes de continuar checa todos los beneficios que nuestra MEMBRESÍA PREMIUM tiene para ti
Tarjeta de descuentos Línea de ayuda 24/7 Consulta médica por videollamada Talleres con especialistas 10 Revistas al año y 2 especiales Para disfrutar de este contenido
Da click AQUÍ
Redirigiendo en 10