Nuestros sitios
Compartir

Colaciones y Diabetes.

Por: Diabetes Juntos x ti 05 Nov 2015
Cinco comidas, cero grasa acumulada.
Colaciones y Diabetes.

La alimentación es uno de los elementos claves para el control de tu Diabetes, por ello, incluir algunas colaciones entre tus comidas principales puede mejorar el funcionamiento de tu aparato digestivo y colaborar con una nutrición más adecuada y favorable para tu salud.

Colaciones entre comidas

Según los expertos, una alimentación adecuada está compuesta por cinco comidas; tres fuertes y dos ligeras. Estas últimas, llamadas colaciones, se llevan a cabo en el periodo de ayuno que existe entre las comidas principales. El desayuno, comida y cena, deben incluir un representante de cada grupo de alimentos para considerarse completa, estos son:

Evitar el ayuno prolongado (más de cinco horas) evita que tu cuerpo acumule grasa extra. Comer pequeñas cantidades frecuentemente estimula la quema de grasa y reduce el apetito. Por lo tanto, cuando se llega a la comida principal, al no estar tan hambrientos, podemos hacer mejores elecciones.

Colaciones saludables

Las colaciones nos ayudan a mantener la energía necesaria para llevar a cabo nuestras labores durante el día y evitar molestias gastrointestinales. Recuerda, deben ser pequeñas: comidas, planeadas y nutritivas. A continuación presentamos algunas opciones saludables que contienen menos de 100 Kcal por porción:

  • 5 piezas de Galletas Marías
  • 1 taza de uvas congeladas
  • 2 piezas de Naranja en gajos (puedes aderezarla con limón y chile piquín)
  • 10 piezas de almendras
  • 1 taza de fruta con ½ taza de yogur natural
  • 1 ½ tazas de jícama, pepino y/o zanahoria
  • 3 tazas de palomitas de maíz naturales
  • 1 pieza pequeña de palanqueta
  • ½ taza de esquites con limón
  • Brochetas de fresa con plátano (3 piezas de fresa con ½ pieza de plátano)

No olvides que cuando haces tres comidas principales y dos colaciones, sumando un total de cinco comidas al día, obligas a tu cuerpo a utilizar la energía constantemente, contribuyendo a la digestión de los alimentos, por lo que no será tan sencillo acumular grasa como excedente.