Nuestros sitios
Compartir

Come para ser bella

Por: Diabetes Juntos x ti 19 Feb 2016
Tu alimentación puede hacerte más atractiva.
Come para ser bella

Las mujeres siempre pensamos en que debemos lucir bellas y para esta finalidad gastamos una gran cantidad de dinero en cremas, cosméticos y ropa, pero nos olvidamos que la belleza viene desde dentro y no sólo nos referimos a estar en paz con nosotras mismas, sino a que con un cuerpo saludable, reflejaremos belleza.

Come para ser bella

Pero ¿qué es un cuerpo saludable? No nos referimos a ser delgadas, tener un cuerpo bien nutrido, en equilibrio y ejercitado y, para ello, no necesitas matarte en el gimnasio o hacer dietas restrictivas, sino aprender a combinar los alimentos y elegir aquellos que te hacen sentir mejor.

Te recomendamos este video

Uno de los alimentos que no puede faltar en una dieta equilibrada son las frutas y verduras. Un estudio reciente comprueba que aquello que nos ayuda a estar sanos también nos vuelve más bellos, pues consumir frutas y verduras nos vuelve más atractivos.

Un adecuado consumo de frutas y verduras no sólo beneficia la salud de nuestro organismo, sino que además, nos ayudan a lucir mejor al influir en el color de nuestra piel dado su contenido en carotenos, pigmentos naturales que tienen una función antioxidante, muy importante para las personas con Diabetes, ya que sufren de una oxidación mayor en las células debido a los índices de glucosa en sangre.

PUBLICIDAD

Para llegar a tales conclusiones, durante la investigación se evaluó el efecto del consumo de frutas y verduras ricas en carotenos por 6 semanas y los resultados fueron un tono de piel rosado que no sólo se percibía como más saludable a la vista de los demás, sino también, más atractivo.

Sólo unos 500 microgramos de carotenos al día son suficientes para obtener sus beneficios y una apariencia más atractiva, lo cual es equivalente a consumir dos piezas de frutas o verduras al día.

Además de dar una tonalidad más atractiva a nuestra piel, mejora su textura así como el aspecto de nuestro cabello y uñas, sin duda algo mucho más simple, barato y delicioso que cremas costosas y tratamientos de belleza.

Así que aquello de “somos lo que comemos” tiene mucho de razón.