Nuestros sitios
Compartir

¡Come pasta sin culpa!

Por: Diabetes Juntos x ti 23 Oct 2015
Fuera mitos sobre consumir pasta
¡Come pasta sin culpa!

Las pastas, en todas sus variedades (hay más de 200) son una tentación para la mayor parte de las personas pues son deliciosas, sin embargo, se tiene la creencia de que engordan ya que se trata de carbohidratos y es por ello que algunos no las consumen o cuando lo hacen sienten culpa.

Si tengo Diabetes, ¿puedo comer pastas?

Para las personas con Diabetes, el tema de la pastas es más delicado aún pues los carbohidratos se convierten en glucosa en la sangre, lo cual puede llevar al descontrol de la Diabetes. Sin embargo, la pasta por si sola no tiene más caloría que un pan de salvado, el atún o una hamburguesa, el problema son las salsas con las que preparamos la pasta. Las que son hechas con cremas, quesos amarillos o manteca, contienen una buena cantidad de grasas y calorías, lo que puede llevar al aumento de peso.

Las pastas sí son saludables

Te recomendamos este video

Otro factor que contribuye a la imagen negativa que tienen las pastas es su alto contenido de carbohidratos, aún cuando se recomienda que por lo menos el 50% de la energía, en una dieta equilibrada, provenga de estos. Además, las pastas contienen otros nutrientes como sales minerales, vitaminas del grupo B, E, ácido fólico y fibra.

Un plato de pasta puede ser delicioso y nutritivo si lo combinas con otros alimentos como verduras, carne o ensaladas. El secreto para poder disfrutarlas es comerlas en porciones pequeñas y siempre acompañadas de verduras, además es indispensable elegir aquellas que estén preparadas en salsas que no aporten tantas calorías, como es en caldillo de jitomate, por ejemplo.

Todo con medida

PUBLICIDAD

No abuses del consumo de estos alimentos, sobre todo cuando preparas salsas a base de productos de origen animal y toma en cuenta que si comes pasta, tendrás que desayunar y cenar sin tantos carbohidratos. Recuerda que la clave de una buena alimentación es mantener una dieta variada que incluya productos de todos los grupos alimenticios y que sea rica en verduras y frutas con bajo Índice Glucémico.

Aporte nutricional de las pastas

Entre el 60 y el 70 % está constituido por carbohidratos de absorción lenta (sobre todo si las preparas al dente (es decir que no dejes que la pasta quede demasiado cocida), el 12 o 13% son proteínas (glúten), y el aporte de grasas es casi nulo, dependiendo de la salsa con la que la prepares. El valor calórico aproximado que aportan 100g de pasta sin cocción es de 350 a 360 kcal. La ración para una persona es de 60g, con lo cual el aporte calórico de una porción ronda aproximadamente las 200 calorías, sin contar con las calorías que debe tener la salsa con la que prepares la pasta.

Si preparas una pasta con una sencilla salsa de tomates, no aportarás casi nada de grasas, pero si añades quesos, natas, carnes, etc., el contenido graso y calórico se dispara. Para no caer en excesos siempre es importante saber la frecuencia semanal de los alimentos, de esta forma lograremos un equilibrio nutricional, manteniendo el peso adecuado.

La combinación con las ensaladas, verduras u hortalizas, es la combinación perfecta para no agregar demasiadas calorías a la dieta. Se recomienda tomar carbohidratos de lenta absorción unas tres veces a la semana, incluyendo al menos un día de pasta, entre alimentos como arroz, legumbres y cereales.

Cocción y conservación

Según los expertos, la pasta debe cocinarse al dente (cocida por fuera y algo cruda por dentro), para lograr eso debes Pasos:

  • Poner agua a hervir
  • Cuando comience a hervir, agregar un puñadito de sal, y luego la pasta
  • Pasados unos minutos, tocar la pasta. El término ideal es ligeramente durita
  • Quitar la pasta del fuego y escurrirla
  • Agregarle agua fría para refrescarla
  • Prepararla

Si la vas a conservar en el refrigerador sin preparar, es necesario que le agregues un poco de aceite de oliva para evitar que se apelmace. La pasta, es un alimento saludable si se sabe preparar y acompañar de alimentos saludables.