Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Conductas que llevan a obesidad y Diabetes

Escrito por:
Comparte la nota
obesidad-y-diabetes

¿Quién no ha escuchado la temible frase “y no te levantas de la mesa hasta que lo comas todo”? Especialistas sugieren que ese hábito inculcado en los pequeños es contraproducente para su salud mental y física.

Conductas que llevan a obesidad y Diabetes

Y no, esa conducta no termina cuando se abandona la niñez, un estudio sugiere que dos tercios de los padres siguen exhortando a sus hijos adolescentes a que se coman todo lo que hay en el plato, incluso aunque el niño ¡tenga sobrepeso!

PUBLICIDAD

Dos caras de la moneda, algunos padres presionan a sus hijos para que coman más, y otros para que coman menos y estas conductas controladoras llevan a serios problemas de salud como los desórdenes alimenticios que pueden generar tanto personas anoréxicas y bulímicas como personas con sobrepeso, obesidad y Diabetes tipo 2.

No es sorprendente que las conductas restrictivas fueran más comunes entre los padres de niños con sobrepeso u obesidad, mientras que las conductas de presión para que coman eran más comunes entre los niños que no tenían sobrepeso.

“Los padres usan unos niveles altos de control, como la restricción y la presión para que coman”, aseguró la autora del estudio, Katie Loth, dietista de la Universidad de Minnesota, en Minneapolis.

“Las conductas de algunos padres me sorprendieron, como creer que sus hijos deben comer todo lo que hay en el plato y no desperdiciar comida”, apuntó Loth. “En los años 50, comer todo lo que había en el plato significaba algo distinto. Los tamaños de las porciones han crecido con el tiempo, y si anima a sus hijos a depender de los indicadores ambientales, por ejemplo la cantidad de comida en el plato o la hora del día, perderán la capacidad de confiar en las pistas internas para saber cuándo tienen hambre o están llenos”.

Así que ya lo sabes, no obligues a tus hijos a comer o dejar de comer, mejor acércate a un especialista en caso de que tu hijo tenga sobrepeso, obesidad o que sea muy delgado.

 

También te puede interesar:

Los genes de la obesidad

Efectos de la obesidad infantil

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10