Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Conserva tus alimentos

Escrito por:
Comparte la nota

Alimentarte balanceadamente es muy importante para estar sano y cuidar de tu Diabetes, por ello, mantener tus alimentos con buena apariencia y en perfecto estado, también son formas de cuidar tu Diabetes.

No es necesario refrigerar toda tu comida, incluso hay productos que se mantienen mejor sin enfriarlos como por ejemplo los plátanos, ya que dentro del refrigerador se ennegrecen; y las frutas y verduras, porque no maduran.

Pero también hay otros cuya temperatura no puede llegar a la ambiental. Por ejemplo, si compras alimentos congelados, utilízalos y regrésalos al congelador, si no lo haces, es posible que se contaminen con bacterias.

Además, se recomienda que pongas los alimentos no envasados o empacados en recipientes adecuados y limpios para evitar su contaminación.

¿Cómo refrigerar la comida?

Si metes frutas y verduras en bolsas de plástico al refrigerador, procura cambiar éstas cada 3 o 4 días para que no se genere humedad ni microorganismos.

Las verduras de hoja verde que mejor se conservan en bolsas de papel son: la col, las acelgas, la lechuga, las espinaca, entre otras.

En cuanto a la leche, la mantequilla y los pasteles, es mejor alejarlos de alimentos que liberan olor, porque absorben los sabores.

Te damos algunos consejos para que hagas buen uso de tu refrigerador y tu comida se mantenga en el mejor estado posible:

  • Coloca lo que acabas de comprar detrás de lo que ya había en el refrigerador, para que los alimentos no caduquen.
  • Si te sobra algo de un producto enlatado, guárdalo en un envase de vidrio o plástico que cierre herméticamente.
  • Checa las fechas de caducidad.
  • Tira todo lo que huela mal, haya cambiado de color, esté viscoso o tenga moho.
  • Deja enfriar la comida antes de guardarla, porque un plato caliente incrementa la temperatura al interior del refrigerador y puede contaminar otros productos.
  • Procura alejar los alimentos crudos y cocinados, para que no se transmitan gérmenes de un producto a otro.
Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10