Nuestros sitios
Compartir
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Nutrición

¡Cuida lo que cenas!

Por: Diabetes Juntos x ti 08 Jul 2014
Te damos consejos para no excederte
¡Cuida lo que cenas!
El cuerpo humano es una maquinaria que necesita de combustible para funcionar y rendir a su capacidad total.

Para rendir a esta capacidad, es necesario que la “máquina” sea alimentada periódicamente, tanto para mantener el ritmo de actividad como para responder adecuadamente ante una situación de contigencia.

Para adecuar el cómo se va proporcionando el alimento al cuerpo, desde niños hemos aprendido que existen tres comidas básicas: desayuno, comida y cena; sin embargo, hace no mucho se descubrió que el cuerpo trabaja mejor si durante el día recibe alimento constantemente, de ahí que actualmente se recomiende hacer, además de las comidas principales, dos colaciones leves, una a media mañana y otra a media tarde.

Las proporciones de alimento en cada comida son muy importantes. El desayuno, es reconocido como el alimento principal del día, pues el cuerpo viene de no recibir nutrientes durante, mínimo, ocho horas. Además al salir de este periodo de sueño, las funciones intelectuales necesitan del aporte energético del desayuno para reactivarse.

Por otro lado, el IMSS informó que las cenas abundantes perjudican la salud, pues provoca una mala digestión y problemas para conciliar el sueño, afectando la jornada de descanso, lo que mermará el desempeño físico y mental de las personas al día siguiente.

En esta misma información, especialistas del instituto indicaron que no alimentarse adecuadamente, en cuanto a equilibrio nutrimental como en horarios adecuados, se disminuye el rendimiento de las personas, además que genera trastornos digestivos que  favorecen  el desarrollo de enfermedades como : sobrepeso, obesidad, hipertensión y Diabetes, entre otras.

Consejos para cenar adecuadamente

La cena, como las otras comidas, es importante, pero es necesario saber:

  • No comer muy tarde, y dejar pasar siempre un mínimo de 2 horas antes de dormir.
  • Que la dieta contenga una mayor cantidad de alimentos ligeros y bajos en calorías (ensaladas, frutas, cereales e infusiones).
  • Evita los carbohidratos (pan, arroz, fideos) que pueden no utilizarse en su totalidad, convirtiéndose en grasa y posteriormente en sobrepeso.
  • No consumir alimentos muy condimentados o grasosos, asimismo, evita los refrescos, el café en exceso y los licores, más aun si se tienen problemas gástricos previos.
  • Reduce las porciones.

LEE MÁS CONTENIDO
Contrata tú membresía
Antes de continuar checa todos los beneficios que nuestra MEMBRESÍA PREMIUM tiene para ti
Tarjeta de descuentos Línea de ayuda 24/7 Consulta médica por videollamada Talleres con especialistas 10 Revistas al año y 2 especiales Para disfrutar de este contenido
Da click AQUÍ
Redirigiendo en 10