Nuestros sitios
Comparte
Compartir

De obesidad y nutrición

Por: Diabetes Juntos x ti 31 May 2013
Cambios graduales para una mejor calidad de vida
De obesidad y nutrición
 Los horarios para comer, en la vida moderna, han prácticamente dejado de existir, o por lo meno han variado tanto que, cuando bien nos va alcanzamos  a desayunar algo, medio comemos al mediodía y llegamos a casa a “desquitar” y comemos en exceso.

Comer casi ha dejado de significar alimentar al cuerpo, pues ahora basta con saciar el hambre, pero un hambre que tiene su origen en que transcurren largos periodos de tiempo que no probamos alimento alguno o bien, comemos alimentos chatarra altísimos en grasas y azúcares que no nutren y solo engordan.

Sumado a esto, la actividad física se reduce a correr por la prisa para llegar a sentarse en la escuela o la oficina durante horas, situación que afecta directamente la salud circulatoria.

En esa misma espiral de viciosa, de que comer nada más es llenarse y el ejercicio algo asi como un recuerdo de la infancia, arrastramos y desarrollamos enfermedades crónicas que actualmente son las principales causantes de muerte alrededor del mundo.

Para muestra del aumento de estas enfermedades, el secretario de salud mexicano, informó hace unos días dentro de nueve años, se prevé que casi se doble la cantidad de personas con dibetes. En datos duros, se pasará de 11 millones 129 mil pacientes a 20 millones para el año 2020; casi a razón de un millón de nuevas personas con Diabetes al año, sumado, claro está, el factor de envejecimiento (que acelera según el estado y cuidados personales).

Cambios lentos pero seguros, o mejor dicho, cambiar a paso constante, es algo que puede ayudar en tu salud y la de los tuyos. Por ejemplo:

*¿Conoces el plato del bien comer?. Es un diagrama aprobado por la Norma Oficial Mexicana que muestra de manera comprensible las cantidades y grupos alimenticios que deben estar presentes en cada comida.

*Come más veces durante el día. Los nutriólogos recomiendan 5 comidas al día, tres principales, desayuno comida y cena (dando especial importancia al desayuno), y dos colaciones, una a media mañana y otra a media tarde.

* Bebe más agua simple. Una de las principales razones por las que las personas se enferman y engordan, es porque ingieren bebidas con alta concentración de azúcar. Cambia esto bebiendo más agua, intenta tenerla siempre a la mano y bebe constantemente, no esperes a tener sed para hacerlo. Si el sabor es problema puedes agregar jugos naturales, SIN azúcar añadida.

* No te mates de hambre. Si comes cuando ya te estás muriendo de hambre, comerás apresuradamente, no masticarás bien la comida y eso le dará más trabajo a tu estómago, dificultando la digestión.

Está claro que razones para cambiar sobran, y quizá muchas de ellas no te convenzan, o talvez te hagan ruido durante un tiempo y después vuelvan; no obstante, eso no quita que cambiar sea vital para la salud individual y colectiva, a causa de que los sistemas  de salud públicos, (no solo de México, sino de todo el mundo) no están preparados para dicha carga de trabajo.

 

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas