Nuestros sitios
Compartir

¿Desayunaste café, jugo o cereal?

Por: Diabetes Juntos x ti 30 Mar 2016
Te damos alternativas más saludables.
¿Desayunaste café, jugo o cereal?

Si eres de las personas que al desayunar prefieren un café y un pan, o un jugo y galletas creyendo que se trata de un alimento saludable, te tenemos noticias: debido a que se trata del primer desayuno del día, este debe contener los nutrientes necesarios para mantenerte fuerte y con energía suficiente para comenzar tu día. Por ello, te daremos algunos consejos de cómo mejorar este importante alimento matutino y con qué sustituir el actual.

¿Desayunaste café, jugo o cereal?

Café

Es bien sabido que esta bebida es una de las principales fuentes de cafeína, un excitante por excelencia. No obstante, la naturaleza, la calidad, la variedad, la cantidad y el modo de elaboración son aspectos que deben cuestionarse al ingerirlo, pues de ello depende que su consumo diario no se vuelva dañino. Con dos tazas es suficiente por un día.

Alternativas

Existen bebidas que resultan sustituir muy bien al café pues brindan vitalidad y energía, sin los inconvenientes de la cafeína. Tal es el caso de la malta de cereales mejor conocida como “café de cereales”, los tés aromatizados –cada uno con sus distintas propiedades– o las infusiones aromatizadas.

Jugos de frutas

No es lo mismo tomar un jugo de frutas y/o verduras que comer una fruta fresca. Los especialistas sugieren un lácteo, un cereal y una fruta, ya que los tres grupos de alimentos configuran una importante combinación de nutrientes. En los jugos, si la pulpa no es aprovechada, se pierde la fibra, que además de servir al buen ritmo intestinal, ayuda a ralentizar el paso de los azúcares.

Alternativas

Para el invierno, se puede alternar el consumo de fruta fresca con fruta cocida, asada o en compota, por un refuerzo antioxidante rico en vitamina C que combine granada, zanahoria, manzana, mandarina o naranja y limón.

Cereales de desayuno azucarados o chocolateados

Contrario a lo que podría esperarse, este tipo de desayuno merma la energía debido a que el ingrediente mayoritario es azúcar y desafortunadamente los niños son quienes más la consumen sin darnos cuenta de que una ración de cereales azucarados sirve más como ración de azúcares que como fuente de carbohidratos complejos.

Alternativas

Si lo que buscas es cereal, puedes optar por muesli al gusto: copos inflados al natural de diferentes cereales mezclados con uvas pasas, orejones, semillas de girasol, sésamo, avellanas machacadas con un toque de coco deshidratado o manzana deshidratada. Un buen comienzo matutino puede ser desayunar arroz u otros cereales en grano, por ejemplo, un arroz con leche.

Pan con mantequilla y mermelada

La mantequilla es un alimento graso cuya calidad es poco recomendable para un consumo habitual. La mermelada contiene demasiada azúcar por lo que se recomienda elegir las más naturales, sin aditivos y que contengan una alta proporción de fruta.

Alternativas

Panes multicereales o pan de pasas y nueces, untados con crema de frutos secos acompañado de compota de manzana y ciruelas a la canela; un poco de mermelada natural, de miel o de melaza de cereales y un puñado de frutos secos.

La calidad de las grasas y, por ende, la calidad del desayuno, es superior cuando acompañas tu pan tostado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra espolvoreado con semillas de ajonjolí ligeramente tostadas.

Fuente: 20 minutos.

¿Qué desayunar antes de hacer ejercicio?

Te recomendamos este video

 

PUBLICIDAD