Nuestros sitios
Compartir

Deshidratación en las personas con Diabetes

Por: Hercilia Ortiz 12 Sep 2018
Es muy común que las personas que padecen Diabetes, de cualquier tipo, sufran deshidratación, ya que al existir cifras anormales de glucosa en la sangre […]
Deshidratación en las personas con Diabetes

Es muy común que las personas que padecen Diabetes, de cualquier tipo, sufran deshidratación, ya que al existir cifras anormales de glucosa en la sangre el cuerpo intentará eliminarlas a través de la orina, forzando al riñón a excretarla con mayores cantidades de agua.

Deshidratación en las personas con Diabetes

De acuerdo con Dalia Velez, nutrióloga clínica de Doctoralia, la característica fundamental de la Diabetes es la hiperglicemia, un exceso de glucosa en la sangre que puede deberse a defectos en la producción de insulina por el páncreas, a la acción de la insulina producida por el páncreas o a ambos defectos. La deshidratación en el paciente con Diabetes ocurre cuando los niveles de glucosa en sangre se encuentran por encima de los 180 mg/dl.

Te recomendamos este video

Los síntomas más característicos de la Diabetes son: ganas de orinar muy frecuentes (poliuria), mucha sed, (polidipsia), necesidad de despertarse constantemente por las noches para orinar (nicturia). Paradójicamente estos síntomas son indicadores de que esa persona está en riesgo de deshidratarse (debido a mayor excreción de agua y glucosa por los riñones).

Síntomas de una deshidratación en personas con Diabetes

Una vez ya presente, la deshidratación los síntomas pueden ir de leves a severos, siendo los leves: boca seca, mucha sed, orina muy amarilla, dolor de cabeza y calambres, los síntomas severos orina oscura, mareos, confusión, alucinaciones y coma.

PUBLICIDAD

Este padecimiento es muy común y afectará a aquellos pacientes que no sepan que padecen la enfermedad, que no tengan control de esta o que no mantengan una adecuada hidratación. Los riesgos para esta enfermedad son:

  • Descontrol glucémico.
  • Pacientes que no toman su medicamento o lo hacen de forma incorrecta.
  • Desconocimiento de que se padece una enfermedad.
  • Bajos niveles de hidratación.

El principal tratamiento es el mantenimiento de una adecuada hidratación. Los pacientes con diabetes bajo tratamiento y que han logrado un buen control de su enfermedad requieren de un aporte diario de 2.5 litros de agua simple al día aproximadamente, la cual deberán repartir a lo largo del día en pequeños traguitos.

Como prevención de la deshidratación es muy importante que el paciente considere el auto – monitoreo diario de sus niveles de glucosa sanguínea, si logra mantenerlos dentro del objetivo indicado por su médico tendrá pocas probabilidades de presentar deshidratación y otras complicaciones relacionadas con el descontrol glicémico puntualizó Velez.

Escrita por Doctoralia.

Evita la deshidratación durante el ejercicio

 

LEE MÁS CONTENIDO