Nuestros sitios
Compartir

¡Di NO a las grasas!

Por: Diabetes Juntos x ti 26 Jun 2013
No debes eliminarlas por completo, pero sí evitarlas lo más posible.
¡Di NO a las grasas!

No sólo la comida chatarra contiene grasas, existen otros alimentos que las poseen, aunque en menor medida, Para eliminar aquellas grasas que son dañinas pero que se esconden, te aconsejamos:

  • Sustituir los ingredientes: si al cocinar necesitas manteca, mantequilla o grasa de productos como el pollo o el tocino, sustituye estos ingredientes por margarina o algún aceite vegetal.
  • Disminuir la cantidad de sal: el exceso de este mineral se asocia a la elevación de la presión arterial además de la retención de líquidos, así que es importante que la consumas poco. Recuerda que muchos alimentos la contienen de forma natural, por lo que no es necesario que agregues demasiado al cocinar. Mejor utiliza hierbas de olor o especias.
  • Quitar la grasa a los caldos: la gran mayoría de ellos guarda una gran cantidad de grasa debido a la carne con la que están preparados. Para deshacerte de ella cocina tus caldos, sopas o guisados con un día de anticipación y congélalos. Al retirarlos del refrigerador quita la capa de grasa que queda arriba y después calienta.
  • Poner unos ingredientes por otros: si tu receta dice leche entera, usa mejor una light o descremada, si dice un huevo, usa dos claras. Es decir, reemplaza los ingredientes por aquellos que sean más sanos, pero no olvides consultar antes a tu médico o nutriólogo.
  • Racionar: aprende a moderar las porciones de tus alimentos, pero también a combinarlos según el grupo al que pertenezcan. Además recuerda que debes realizar tres comidas al día y dos colaciones.
  • Buscar alternativas: cocina tus alimentos al vapor, horneados, escalfados e incluso cocinados en el microondas, te ahorrarás mucha grasa.
  • Ojo con la carne: elige cortes magros, ya que contienen menos grasa, pero toma en cuenta que aún la contiene, por lo que deberás prepararla de forma tal que no agregues más. Cocina a la parrilla o asada y recuerda escurrir la grasa antes de comerla.
  • Cocina con verduras: come más verduras que carne y prepáralas con hierbas de olor, o al vapor. Evita agregarles mantequilla o manteca, pues además de que alteran su sabor, también incrementan las calorías que ingieres.
LEE MÁS CONTENIDO