Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Enseña a comer bien

Por: Diabetes Juntos x ti 31 May 2013
Lo más importante: predicar con el ejemplo
Enseña a comer bien
 La creación y adopción de buenos hábitos es una tarea que, como todo lo que hay que aprender, se hace más difícil mientras se va a aumentando de edad.

Por ello, es importante inculcar el hábito de una alimentación saludable en los niños con desde edades más tempranas.

Algunos consejos para que los logres, pero de una vez te recordamos que lo más importante es que quien lo inculca, sea coherente: los niños no te van a creer que el brócoli es saludable si tú lo evitas a toda costa:

  • La mesa y la hora de la comida. Muy importante que, en la medida de lo posible, la familia se junte a comer. La hora de la comida puede ocuparse para compartir y saber qué sucede en la vida de cada uno de los miembros de la familia. Busca que los niños s e involucren con tareas sencillas como poner la mesa y evita distracciones como ver la televisión

  • No restringir los alimentos. Ni buenos ni malos, no estigmatices a ciertos alimentos aunque sepas de sobra que no son saludables (comida chatarra, por ejemplo). Recuerda que ser prohibitivo puede ser contraproducente, haciendo que los niños deseen más estos alimentos.

  • Nuevas recetas. En lugar de restringir tales o cuáles alimentos, opta por trabajar tu creatividad y explorar nuevos sabores y recetas saludables. Ello dará a conocer una mayor variedad de alimentos a tus hijos, además que no extrañarán los alimentos no saludables.

Te recomendamos este video

  • Llevar a casa comida saludable. Que la comida sana no le sea ajena a tus hijos: recuerda que a veces lo más saludable resulta tan extraño que, obviamente, no se antoja. Esto te puede ayudar con el punto anterior: explorar nuevas recetas.

  • Un buen desayuno. Un punto indispensable: la primer comida debe ser la más fuerte de día. Ayuda a mejorar el rendimiento escolar, además, se acostumbraran a no saltarse esta comida.
PUBLICIDAD

  • No los obligues a terminarse todo. Si se siente lleno que deje de comer, es mejor que aprenda a escuchar a su cuerpo y sus señales, y evitará que a la postre coma de más aun estando satisfecho.

  • La comida no es premio ni castigo. No es que dejes de reconocer su esfuerzo, pero existen otras opciones como llevarlo de paseo, ; evita involucrar a la comida

Artículos relacionados

Niños: ¡a cuidar su colesterol!

 

Con información de Vida y Salud.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas