Nuestros sitios
Compartir

¿Es caro alimentarnos sanamente?

Por: Diabetes Juntos x ti 24 Jun 2014
Comer sanamente no implica un gasto excesivo
¿Es caro alimentarnos sanamente?

Por lo general, se piensa que alimentarse de forma nutritiva significa gastar más en la despensa. Lo primero que viene a la mente es “voy a tener que comprar productos y alimentos especiales y me va a salir muy caro”; lo anterior es impreciso. En muchos casos una alimientación sana resulta benéfica hasta para la economía familiar, ya que hoy en día algún tipo de comida rápida –aparentemente más económica- puede ser muy costosa a largo plazo en cuestión de salud.

  • Productos light. No hay que confundir el alimentarnos sanamente con consumir todos los productos light o alimentos especiales para bajar de peso como los que promocionan sin grasa, sin azúcar o coleterol, ya que una buena nutrición no se basa en esto. Efectivamente, muchos de estos productos sí resultan más caros que sus versiones normales, incluso hay casos en que estos ni siquiera son bajos en calorías, quizá son bajos en azúcar pero igual contienen mucha grasa. Recordemos que, mientras más natural y menos procesado sea un alimento, más sano es. Esto se ha perdido de vista hoy en día por la gran disponibilidad de productos procesados que hay en el mercado.
  • Productos especiales. Al hablar sobre alimentación no se puede omitir referirse a los productos “diseñados especialmente para personas con Diabetes”, que últimamente han proliferado en el mercado. Esto no quiere decir que sean los únicos alimentos que las personas con Diabetes pueden consumir, aunque sí pueden resultar útiles y ayudar a que la alimentación sea más variada y “más libre”. Pero muy probablemente las compras si saldrán más caras.
  • La clave de la nutrición correcta. Para alimentarnos sanamente no es necesario renovar toda nuestra despensa, sino saber utilizar los productos y aprender a comprar de manera inteligente, así como preparar los alimentos para que sean nutritivos, con menos grasa y azúcar.

Si actualmente en tu casa predomina el consumo de comida rápida o preparada, estás a tiempo de hacer cambios en tu alimentación si preparas comida casera, la cual no es necesariamente más cara y sí más saludable.

Sugerencias:

  • Haz una lista de compras y apégate a ella.
  • Prefiere verduras y frutas de temporada.
  • Puedes prescindir de los quesos light, que son más caros. Prefiere los blancos y evita los amarillos, añejos o de sabor fuerte, que son más costosos y altos en grasa.
  • El aceite de oliva es recomendable, pero es más caro, si quieres economizar, opta por el aceite de canola u oleico.
  • Considera que los alimentos preparados o precocidos son más caros.

Te recomendamos este video

PUBLICIDAD