Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¿Es realmente buena la leche de vaca?

Por: Diabetes Juntos x ti 07 Ago 2009
En México la cuarta parte de los niños sufre desnutrición, la leche podría convertirse en una solución.
¿Es realmente buena la leche de vaca?

lecheLa alimentación durante los primeros tres años de un niño es fundamental. En este periodo se determinarán muchos de sus hábitos alimenticios, así posibles tendencias a padecer enfermedades en edad adulta. Por esta razón, entre mejor conozcamos las características de una buena alimentación infantil, nuestros hijos se desarrollarán sanamente, y podremos empezar a solucionar el grave problema nutricional que se vive en México.

Como referencia,  los últimos datos oficiales, de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (Ensanut 2006), indican que en México casi una cuarta parte (23.7%) de los niños menores de tres años tienen algún grado de anemia por deficiencia de algunos nutrimentos -especialmente hierro-, lo que impide su desarrollo pleno desde los primeros años de vida.

Te recomendamos este video

Está comprobado que cuando el pequeño es recién nacido, la leche materna es el mejor alimento que puede recibir, ya que contiene prácticamente todos los nutrientes que necesita. Y aunque la mayoría de las madres opten por darles pecho a sus hijos, el problema viene después, durante la transición de la leche materna a la tradicional leche de vaca. ¿Por qué? En palabras de la pediatra Adell Gras, miembro titular de la Academia Mexicana de Pediatría, la leche de vaca es un excelente alimento, pero bajo distintos análisis se ha determinado que carece de las cantidades adecuadas de vitaminas E y D (útiles en la formación de glóbulos rojos y la regulación de calcio en el cuerpo), además de tener niveles bajos de minerales como zinc y cobre, los cuales juegan un papel importante en el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico del cuerpo y útiles en la formación de calcio”.

Por esta razón, es fundamental proporcionarle al niño una leche que lo nutra por completo. Alternativas como el uso de fórmulas lácteas ayudan a los padres en la alimentación de sus hijos, ya que resultan opciones muy confiables debido a su perfil de beneficios científicamente diseñados.

PUBLICIDAD

En Francia se tiene registrado uno de los índices más bajos de obesidad y desnutrición infantil en el mundo, lo que ha traído como consecuencia una población adulta más sana y con menos problemas de enfermedades como Diabetes, Osteoporosis e Hipertensión. Y fue en esta nación europea donde se desarrolló Novalac 3, una fórmula láctea de continuación que cubre el total del requerimiento diario recomendado para los pequeños.

Traída a México por los Laboratorios Bayer Schering Pharma, esta leche para el desarrollo está enriquecida con 13 vitaminas y 11 minerales, como el calcio (cubriendo el requerimiento diario recomendado para los pequeños). “Estas fórmulas de vanguardia tienen nutrimentos específicos como la colina e inusitol, que ayudan a movilizar las grasas fuera del hígado y mejorar el metabolismo.

La presencia de proteínas, sodio y potasio es mucho mayor en la leche de vaca que en una leche de crecimiento. En exceso, dichos elementos pueden originar sobrepeso u obesidad en los pequeños y al mismo tiempo anemia, pues su proporción es incorrecta y pueden afectar seriamente el desarrollo infantil. Además, no contiene grasa de leche de vaca y gracias a un perfil reducido y adaptado en proteínas, en donde predomina la caseína -elemento que proviene de la proteína de la leche-, el pequeño logra una transición regular hacia la leche de vaca en edades posteriores.

Dentro del perfil de aporte nutricional destaca una combinación de carbohidratos que proporcionan sustancias que dan energía, además de otorgar un efecto prebiótico, es decir, estimulan el crecimiento y la actividad de bacterias benéficas para la flora intestinal. Con un ligero sabor vainilla, favorece la experiencia alimentaria del pequeño y al mismo tiempo evita la predilección por sabores muy dulces, que en un futuro podrían predisponer el consumo de comida muy azucarada, lo cual fomenta el sobrepeso y la obesidad.

Esta es la única fórmula en México con el certificado Agri-Confiance, otorgado por el gobierno francés y que garantiza la inocuidad de sus ingredientes naturales: libre de hormonas antibióticos, pesticidas, así como el hecho de que la alimentación del ganado esta libre de organismos genéticamente modificados y de harinas animales.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas