Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¡Fiestas patrias y Diabetes!
Comparte
Compartir

La comida mexicana y la Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 23 Dic 2016
¿En verdad es tan mala y calórica como se dice?
La comida mexicana y la Diabetes

¿Cuántas veces has culpado a la comida mexicana por no lograr el control de tu Diabetes o de tu peso? Nuestros platillos típicos son muy abundantes y distintos, incluso dependiendo de la región y por lo general son ricos en ingredientes lo que les puede agregar más calorías que si comieras un plato de verduras, sin embargo no son los culpables de tu mal control.

La comida mexicana y la Diabetes

¿Cómo saber si puedo comer un platillo mexicano sin comprometer mi Diabetes?

Para saber si un platillo mexicano puede disfrutarse sin remordimientos es importante primero identificar a qué grupo de alimento pertenecen sus ingredientes. Por ejemplo, en el caso del pozole que está hecho primordialmente de maíz y carne, tendríamos que ese platillo está compuesto primordialmente de carbohidratos, por lo cual sería muy factible que, tras comer un plato de esta delicia, tu glucosa se eleve.

Te recomendamos este video

Otro ejemplo son las tostadas de pata las cuales contienen alimentos del grupo de los cereales (tostada) y del grupo de origen animal (pata). Claro que también debemos considerar elementos como el aceite que se usó en su preparación así como los condimentos y muy poca cantidad de vegetales como los rábanos y lechuga.

Lo que puede funcionar en estos casos es optar o bien por porciones pequeñas o por cambiar algunos ingredientes, por ejemplo, hacer un pozole vegetariano, en donde las verduras compongan la mayor parte del platillo.

PUBLICIDAD

Estos son algunos consejos para disfrutar la comida mexicana:

  • Come porciones pequeñas. Moderar la cantidad de comida que consumes es el primer paso para bajar de peso o controlar la Diabetes. La comida mexicana no es mala, pero tendemos a servirnos demasiado, así que controla el tamaño de tu plato.
  • Combina los platillos con ensaladas. Para saciar tu apetito, es mejor que comiences tus comidas con una ensalada a base de lechugas, pepinos, zanahoria y germinados.
  • Elije las presentaciones de alimentos integrales o con menos calorías como: tostadas horneadas, pan integral, tortillas, etc.
  • Prefiere las aguas frescas. Los refrescos contienen demasiado azúcar y calorías vacías, es decir, que no contienen nutrimentos. Si consumes agua le aportarás menos calorías a tus comidas. Si las preparas con fruta de temporada evita prepararlas con azúcar.
  • Prefiere unos platillos sobre otros. En lugar de frijoles refritos consume frijoles de la olla calientes acompañados con cebolla y cilantro picado mejorarán su sabor.
  • Elige botanas saludables. Come aquellas preparadas a base de verdura o fruta. También pueden ser de quesos blancos como panela en lugar de quesos amarillos los cuales tienen más grasa.

Disfrutar de los platillos mexicanos no tiene por qué ser un calvario, puedes hacerlo si sustituyes alimentos, moderas tus porciones y le das prioridad a los vegetales.

También puede interesarte:

Recetas mexicanas saludables

¿Cómo medir las porciones?