Nuestros sitios
Compartir

Lo bueno de la vida engorda

Por: Hercilia Ortiz 31 Mar 2014
¿Será?
Lo bueno de la vida engorda

¿Por qué las pizzas, las papas fritas, las hamburguesas, los dulces, los refrescos y ese tipo de alimentos son irresistibles? Esta puede ser la razón por la cual muchas personas son literalmente adictas a estos sabores y resulta un poco frustrante que sean tan dañinos a la salud y que sólo podamos comerlas de vez en cuando. Todo sería mucho más fácil si los alimentos ricos fueran además nutritivos y saludables, seguro con ello no habría tanta obesidad.

Según un estudio realizado por la Universidad de Dundee de Gran Bretaña, la adicción a estos sabores está dada genéticamente.

Te recomendamos este video

El test realizado para llegar a tales conclusiones, consistió en preguntar a cien niños de edad escolar (entre 4 y 10 años) las preferencias alimenticias de una lista de comidas y generalmente elegían las menos saludables. La conclusión fue que un 63% de la población nace con el llamado “gen de la obesidad”, el culpable del imán que nos atrae a la comida poco nutritiva y que nos hace comer 100 calorías extra en una comida.

Pero también hay más razones que explican por qué lo que nos parece más rico es lo que engorda. Los alimentos ricos en grasas, como la comida chatarra, resultan sabrosos porque provocan una sensación de deleite especial en nuestra boca y además poseen un alto grado de saciedad. Según los expertos, cuando se deja de comer grasas, en cierta medida, se pierde esa sensación.

PUBLICIDAD

Como sobre gustos no hay nada escrito, hay personas que por suerte sí disfrutan de las delicias de la comida sana, como las frutas. Si ese no es tu caso, los hábitos siempre pueden ayudarte: comienza a comer más frutas y verduras diariamente y verás como tu organismo se acostumbra a ellas.