Nuestros sitios
Continúa leyendo:
Recetas de pastas para Navidad
Comparte
Compartir

Porciones: el tamaño sí importa

Por: Diabetes Juntos x ti 21 Ene 2016
Bajar de peso o controlar la Diabetes tiene mucho que ver con el tamaño de lo comes, más que con lo que comes.
Porciones: el tamaño sí importa

Hace algunos años, a una persona que era diagnosticada con Diabetes se le daba una larga lista con los alimentos que no podía comer ¡y eran muchos! Aún ahora, ciertos Médicos indican a sus pacientes ciertos alimentos a los que de plano les ponen el mote de “prohibidos”.

Es cierto que el azúcar y los carbohidratos son alimentos que elevan en demasía la glucosa en sangre, al igual que los postres, los dulces y la comida chatarra, por lo que no es bueno comerlos, pero de ahí en fuera, alimentos como el plátano o la papa que han sido desterrados de la dieta de las personas con Diabetes, no son prohibidos si se consumen en la porción adecuada.

Conoce cómo medir las porciones en tus manos

¿Qué es una porción?

Te recomendamos este video

Una ración alimentaria es la cantidad habitual que se suele consumir de un alimento. Por ejemplo, una pieza de fruta de tamaño medio, una taza de leche o un plato de arroz. Toda dieta equilibrada depende de la adecuada combinación de las raciones de los diferentes grupos alimenticios.

Para la autora del libro ‘La dieta inteligente’ Pilar Riobó Serván, Jefe Asociado de Endocrinología y Nutrición del Hospital Jiménez Díaz-Capio, de Madrid, España, “la adecuada combinación de raciones de los diferentes grupos de alimentos hace posible la dieta equilibrada”.

Ejemplos de raciones

PUBLICIDAD

Según la especialista, algunos ejemplos de raciones o porciones son: lácteos (dos yogures o 40 gramos de queso), proteínas: (80-100 gramos de carne o pescado, 2 huevos o un plato de legumbres cocidas), carbohidratos: (60 gramos de pan, pasta cocida o una patata mediana) y frutas (una pieza de unos 200 gramos).

Un tip adicional a las porciones: para controlar la cantidad de comida que se ingiere, algunas dietas de adelgazamiento proponen servir la comida en platos de postre para que las raciones, más pequeñas de lo habitual, no parezcan tan reducidas. De esa forma, al “engañar la vista”, ya no se tiende a seguir comiendo más.

¿Cómo hacer porciones eficaces para bajar de peso?

1. Come en platos más pequeños. Un estudio de la Universidad canadiense de Calgary ha demostrado la eficacia de comer en platos pequeños, pues al consumir las raciones adecuadas de cada alimento las personas tienen una pérdida de peso 5% mayor que quienes hacen dietas restrictivas.

2. “Recortar el tamaño de las porciones sería la manera más importante de combatir la creciente epidemia de obesidad”, dijo Madelyn Fernstrom, directora del Centro de Gestión del peso de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos. Según Fernstrom, una investigación reciente ha encontrado que cuando la gente recibe los tamaños de porciones apropiados, sus esfuerzos por perder peso tienen mucho más éxito.

3.Elige un color adecuado de tu plato: un estudio de la Universidad Cornell en estados Unidos reveló que el color de la vajilla es importante a la hora de alimentarnos. Cuando la comida tiene un color similar al del plato, las personas consumen un 20% más de alimento aunque se sientan satisfechas, así que si deseas bajar de peso, una vajilla blanca o transparente, podría ser una gran opción.

LEE MÁS CONTENIDO