Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Prohíben la venta de refrescos en Nueva York!

Por: Diabetes Juntos x ti 01 Jun 2012
Imagina que eso ocurriera en México.
¡Prohíben la venta de refrescos en Nueva York!

sin sodaEl gobernador de Nueva York, Michael Bloomberg, ha desatado la polémica en estados Unidos debido a su propuesta de prohibir la venta de refrescos azucarados en la llamada capital del mundo. La idea surgió a partir de evaluar los índices de obesidad entre la población que son cada vez más alto, por lo cual, el mandatario decidió impedir la venta de refrescos al menos en sus versiones más grandes, por supuesto, las protestas no se hicieron esperar.

Sin embargo la iniciativa sólo contempla las sodas mayores a 16 onzas (470 mililitros) en restaurantes y otras lugares de venta de alimentos; esta propuesta tiene como objetivo combatir la obesidad al reducir el consumo de refrescos en la población.

Te recomendamos este video

"La obesidad es el único problema de salud en Nueva York que ha seguido empeorando en vez de mejorar; con esta propuesta pretendemos reducir la cintura de la ciudad", declaró el gobernador Bloomberg en un comunicado.

Según el comunicado, una gran parte de la población neoyorkina bebe más de 16 onzas de soda cada día, cuando instituciones como la Asociación Americana del Corazón recomiendan beber un máximo de 12 onzas (350 mililitros) cada semana.

PUBLICIDAD

¡En México, no sólo excedemos de ese consumo a la semana, sino que tomamos una cantidad exorbitante de refresco al día!

Para el nutriólogo y dietista estadounidense Joy Bauer, de la Universidad de Nueva York, esta prohibición es muy benéfica para la población: "Esta propuesta reduciría las porciones de azúcar que la gente toma a través de este tipo de bebidas, y les hará pensar dos veces antes de tomar más; yo creo que es una propuesta pensada para el bien público".

Sin embargo, para muchos habitantes de la ciudad la media solo es un intento por reducir la libertad de elección de la gente. Para Hank Cardello, director de Obesity Solutions Initiative, del Instituto Hudson, en Washington, y anteriormente director de marketing de la compañía refresquera Coca-Cola, la propuesta es injusta “pues impone a la población un tamaño máximo de refresco en vez de respetar la libertad del individuo para elegir el tamaño de su bebida".

De acuerdo con Cardello, lo que debería hacerse no es prohibir la venta de sodas, sino incentivar a las refresqueras a reducir las calorías de sus productos, para que la gente pudiera consumirlos sin elevar su riesgo de obesidad. En medio de este debate, la propuesta de Bloomberg debe ser aprobada por el Board of Health de Nueva York, y de ser aceptada, entraría en vigor en un lapso de seis meses a un año.

La prohibición afectaría a restaurantes, cafés, cines, centros de espectáculos y cadenas de comida rápida, y quienes la violen se harían acreedores a una multa de 200 dólares. No obstante, los almacenes y tiendas de comestibles quedarían exentos de la aplicación de esta ley. Anteriormente, con el objetivo de combatir el tabaquismo, el gobernador Bloomberg prohibió que se fumara en lugares públicos de Nueva York, como parques y playas.

Imagina ¿qué pasaría en si en México se hiciera una prohibición semejante? ¿Crees que se aceptaría? Nos encantaría conocer tu opinión.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas