Nuestros sitios
Compartir

¿Qué hacer si tu hijo tiene Diabetes y quiere ir a fiestas infantiles?

Por: Diabetes Juntos x ti 05 Oct 2015
El diagnóstico de Diabetes tipo 1 en un niño resulta, sin duda, agobiante al principio, tanto para el pequeño, como para sus papás. Con el […]
¿Qué hacer si tu hijo tiene Diabetes y quiere ir a fiestas infantiles?

El diagnóstico de Diabetes tipo 1 en un niño resulta, sin duda, agobiante al principio, tanto para el pequeño, como para sus papás. Con el tiempo, el niño aprende, asimila y convierte a la Diabetes en parte de su vida. Y claro, esto incluye la escuela, los dulces, los amigos, las pijamadas y sobre todo las fiestas.

Incluso cuando los padres suelen ser sobreprotectores, en el caso de niños con Diabetes tipo 1, estas ocasiones son favorables para entender y aceptar que los cuidados serán distintos, pero aun así pueden divertirse. Aquí te damos algunos consejos que les ayudarán a que la Diabetes no les impida pasarla bien en las fiestas de cumpleaños.

¿Qué hacer si tu hijo tiene Diabetes y quiere ir a fiestas infantiles?

Te recomendamos este video

tu-hijo-tiene-diabetes-y-quiere-ir-a-fiestas-infantiles-1

1. Asesórate con sus Médicos especialistas 

Menciónales que tu hijo asistirá a un evento importante y pide que te informen sobre cómo cubrir la ingesta extra de carbohidratos y otros nutrimentos. De esta forma, sabrás las dosis exactas de insulina y ejercicio que necesitará tu pequeño para que su glucosa esté estable.

PUBLICIDAD

Comprométete a que únicamente será en ocasiones especiales y aprovecha para platicar el tema con tu hijo.

2. Evita que lo discriminen

Platica con las familias de sus compañeros sobre la importancia de cambiar los hábitos en los festejos y de evitar la discriminación. Al principio te costará trabajo, porque celebración y comida son dos conceptos muy unidos.

Lo importante es que se enseñe a los niños a ser solidarios y comprensivos con el resto, sin privarlos de celebraciones y fiestas.

3. Busca apoyo ante cualquier situación

Si no puedes estar en la reunión, asegúrate de que tu hijo lleve consigo tu número de teléfono y proporciónaselo a alguien más (la mamá del niño de la fiesta).

Platica con las mamás de sus amigos sobre cómo reaccionar en caso de emergencia.

4. Preguntar por el contenido de los platillos

Enséñale que no debe darle pena preguntar qué contiene cada platillo y que siempre es mejor comerse algo cuyo contenido de carbohidratos pueda contarse con facilidad. Si no saben contarlos, lleva una guía.

Es recomendable incluir en la dieta comida con carbohidratos buenos que aporten fibra y otros nutrientes, en lugar de aquellos que no lo hacen.

5. Diversión y cuidado al mismo tiempo

Durante la reunión, tu pequeño realizará más actividad física y consumirá alimentos poco habituales, así que ayúdate de la medición de glucosa para tomar decisiones. No hagas evidente el monitoreo, si a tu hijo le incomoda.

No olviden llevar el glucómetro y ubíquense en un lugar  privado para la medición.

6. Ofrécete como voluntaria

De esa forma, aunque haya muchas otras cosas, tu hijo podrá botanear sin culpas. Al ofrecerte como ayudante, además de ser partícipe de la fiesta, podrás estar ahí en caso de que tu hijo requiera un poco de ayuda.

Ninguna mamá se molestará si llegas con una colación saludable. ¿Qué tal vasos con zanahoria y pepino?

7. Vigila, pero no limites

¿Piñatas? Efectivamente tienen todo lo que tu hijo debería evitar. Permítele que junte el mayor número de dulces posible y deja que consuma uno cuyo efecto en sus niveles de glucosa tras el ejercicio, no le afecte.

Platica con él y lleguen a un acuerdo analizando los carbohidratos de los dulces obtenidos.