Nuestros sitios
Compartir

Que no se te pase la fecha de caducidad

Por: Diabetes Juntos x ti 12 Feb 2014
Riesgos y límites.
Que no se te pase la fecha de caducidad

Ingerir alimentos luego de su fecha de caducidad no sólo puede provocar serios problemas para tu salud, sino que además podría conducirte a la muerte. Es por ello que consumir tus alimentos antes de la fecha indicada es sumamente importante para evitar cualquier eventualidad que fracture tu salud.

 De acuerdo con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, las fechas de caducidad sirven para tener una guía aproximada de cuánto tiempo permanecen en buen estado los alimentos, por lo que consumirlos después de este periodo, infiere un juego de ruleta rusa, pues no puede saberse con exactitud qué producto tendrá efectos negativos para la salud.

Consumo preferente

Por otro lado, existen productos que marcan el consumo preferente, es decir, indican la fecha hasta la cual los alimentos conservan sus propiedades específicas. Consumirlo una vez pasada la fecha, posiblemente no tendrá efectos adversos en la salud, sin embargo, no sabrá de la misma forma.

Consecuencias de comer alimentos en mal estado

Aunque con frecuencia pueden contraerse enfermedades como salmonelosis —ingesta de salmonella en cantidades que nos causan esa intoxicación—, intoxicaciones por clostridium —distintas bacterias del mismo género clostridios—, listeria monocytogenes —causante de la listeriosis— o bien por estafilococo dorado, también son frecuentes las intoxicaciones por “contaminación con un insecticida o un herbicida” esto se debe a la ingesta de alimentos sin ser lavados correctamente. Si alguna de estas enfermedades no es atendida de inmediato, puede incluso causar la muerte.

Efectos adversos de comer un alimento en mal estado

Hay tres tipos de efectos: físicos, químicos y biológicos:

  • Aspectos químicos: Metales pesados, insecticidas, herbicidas.
  • Elementos físicos: Si se rompe una muela por masticar un hueso de aceituna, en una aceituna que en teoría no llevaba hueso, por ejemplo.
  • Elementos biológicos: Bacterias o restos de un animal no comestible en el producto.