Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria

Por: Diabetes Juntos x ti 21 Feb 2012
Un esfuerzo que busca prevenir la obesidad y la Diabetes.
Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria

lunchLa obesidad infantil es un serio problema en nuestro México. Según la Encuesta Nacional de Nutrición (ENSANUT) 4 millones de niños en edad escolar tiene sobre peso y obesidad. Estas cifras colocan a nuestro país como la nación con más niños obesos en el mundo, incluso por arriba de Estados Unidos.

Médicamente se ha comprobado que los niños obesos se convierten en adultos con obesidad que acarrean consigo otros problemas de salud como Síndrome metabólico, hipertensión, Diabetes, problemas cardiacos entre otros padecimientos.

Te recomendamos este video

Debido a lo anterior, el gobierno federal ha puesto en marcha el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria, a través del cual se establece una estrategia para combatir el problema del sobrepeso y la obesidad en en niños de 2 a 5 años; en la población entre los 5 y los 19 años y también en adultos, impulsar una mejor nutrición en los centros escolares del país y adoptar una vida sana y de realizar actividad física cotidiana.

El acuerdo tiene 10 objetivos prioritarios:

  1. Fomentar la actividad física. La falta de ejercicio y el sedentarismo contribuyen a que la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas, crezca exponencialmente. Entre los adolescentes, la inactividad física también puede propiciar enfermedades mentales, adicciones, acumulación de estrés, menor rendimiento escolar y efectos negativos en la interacción social. Por ello es que el gobierno insta a que inculques en tus hijos al amor a las actividades físicas y a que fomentes que practiquen deporte por lo menos 45 minutos al día. Toma en cuenta que aunque en las escuelas regularmente se cuenta con clases de educación física y recreo, el tiempo que se dedica a ambas actividades es de aproximadamente una hora por semana, lo que representa apenas una quinta parte del mínimo de actividad recomendada para los niños en edad escolar.
  2. Aumentar la disponibilidad de agua simple potable. México es el país en donde se consume la mayor cantidad de refrescos azucarados en el mundo, los cuales brindan a la dieta de los mexicanos una enorme cantidad de azúcares y calorías que contribuyen al sobrepeso y la obesidad. Por lo tanto lo mejor es incentivar el consumo de agua simple. Colabora en que tus hijos tengan acceso a ella en la escuela, es decir, que en las cooperativas se venda agua. Si es necesario proporcionales una botella con agua que puedan llevar con ellos.
  3. Disminuir el consumo de azúcar y grasas en bebidas. Si en tu familia no apetecen comer con agua simple, recomendamos que sustituyas los refrescos por aguas preparadas en casa a base de fruta natural sin azúcar agregada.
  4. Incrementar el consumo diario de frutas y verduras, leguminosas, cereales de granos enteros y fibra en la dieta. El consumo de este tipo de alimentos facilita el aporte de micronutrimentos y fibra necesarios para mantener la salud del organismo, asimismo, aportan menos calorías que la comida rápida, por lo que es recomendable que incluyas frutas o verduras en el almuerzo escolar de tu hijo.
  5. Etiquetado útil, de fácil comprensión y del fomento del alfabetismo en nutrición y salud. Las empresas que producen alimentos envasados o procesados están obligados a declarar los ingredientes de sus productos y, además, a colocar etiquetas de información nutrimental. Es importante que aprendas a leerla, ya que esto te permite tomar mejores decisiones sobre la dieta y contribuir de manera responsable a disminuir el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas. Acércate a tu Médico para obtener más información al respecto.
  6. Lactancia materna exclusiva. Es importante que las madres de bebes pequeños prefieran alimentar a sus hijos con leche materna antes que con otro tipo de alimentos, por lo menos los primeros seis meses de vida. Esto disminuye el riesgo de sobrepeso y obesidad en la edad adulta, además de que las mujeres que la efectúan tienen menor riesgo de desarrollar obesidad posteriormente al embarazo.
  7. Disminuir el consumo de azúcares y otros edulcorantes calóricos. La reducción en el consumo de azúcares es clave para la prevención del sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas como la Diabetes, por lo que es importante reducir su uso en la preparación de los alimentos.
  8. Disminuir el consumo diario de grasas saturadas en la dieta y reducir al mínimo las grasas trans. La grasa saturada es perjudicial para la salud, pues eleva el colesterol en la sangre y el riesgo de tener hipertensión, aterosclerosis y enfermedades del corazón, en tanto, las grasas trans o hidrogenadas, las cuales apareen en las etiquetas de los alimentos bajo las leyendas “aceite vegetal hidrogenado” o “parcialmente hidrogenado”, “manteca vegetal”, “margarina” o “grasa vegetal”, debilitan las células haciendo a las personas más propensas a infecciones, alergias, envejecimiento prematuro, cáncer y males autoinmunes. Evita este tipo de grasas y eleva tu consumo de grasas saludables como el aceite de oliva.
  9. Control de tamaños de porción recomendables en la preparación casera de alimentos y en alimentos procesados. El aumento en las porciones, favorecido por la falta de control, está asociado con el incremento de los casos de obesidad, ya que genera un consumo inadvertido de calorías, por lo que, una vez más, resulta útil consultar las etiquetas de los envases para saber a cuánto equivale una porción, pues un empaque suele traer varias.

  10. Disminuir el consumo diario de sodio. El consumo excesivo de sodio dificulta el control de consecuencias de la obesidad, como la hipertensión y la Diabetes mellitus tipo 2. Su consumo total depende de la sal que contienen los alimentos procesados y de la que se agrega a los platillos en la mesa. Una dieta alta en calorías generalmente es alta en sodio, por lo que las personas con sobrepeso y obesidad también consumen más sodio al día que las personas con un peso saludable.
PUBLICIDAD

Estos son los 10 objetivos y como verás, tú en tu familia pueden colaborar para que los niños de México no padezcan obesidad y desarrollen Diabetes en un futuro.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas