Nuestros sitios
Compartir

Prevención

Bájale a tu presión arterial

Por: Diabetes Juntos x ti 24 Ene 2014
Consejos para lograr las medidas adecuadas.
Bájale a tu presión arterial

Controlar tu presión arterial es parte importante en el cuidado de tu Diabetes, sin embargo, este padecimiento no es el único culpable de que tu presión comience a elevarse pues además de la edad, factores como la falta de ejercicio y la mala alimentación, también pueden afectar el estado de tus arterias.

La lectura de tu presión arterial se compone por dos medidas; la superior, denominada presión arterial sistólica, que debe mantenerse por debajo de los 140, y la inferior, llamada presión arterial diastólica que tampoco debe rebasar los 90. Si alguna de estas dos medidas es mayor, entonces se considera como presión arterial alta.

Con el paso de los años los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos y cuando eso sucede, la presión arterial se eleva. La hipertensión arterial puede llevar a accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca, enfermedad renal y muerte prematura.

Tu estilo de vida

Además de tomar el medicamento adecuado, puedes implementar algunos cambios en tu estilo de vida, que te permitirán harán sentir mejor. Entre los más recomendables se encuentran:

  • Limita la cantidad de sal que consumes. Procura que sean menos de 1,500 mg por día.
  • Limita la cantidad de alcohol que tomas:1 trago al día para las mujeres y 2 para los hombres.
  • Consume una dieta saludable para el corazón, es decir opta por aquellos alimentos ricos en potasio y fibra. Recuerda consumir mucha agua.
  • Permanece en un peso corporal saludable. Si necesitas bajar de peso, encuentra un programa adecuado a tus necesidades que te ayude a lograr tu objetivo.
  • Haz ejercicio regularmente: por lo menos 30 minutos al día de ejercicio aeróbico moderado.
  • Reduce el estrés. Trata de evitar las situaciones que te provocan estrés.Puedes probar con actividades como la meditación o yoga.
  • Si fumas, deja de hacerlo. Busca un programa que te ayude a abandonar el hábito.

Tu médico puede ayudarle a encontrar programas para bajar de peso, dejar de fumar y hacer ejercicio, pero recuerda, siempre que planees un cambio en tu estilo de vida, consúltalo primero con él pues tendrá las mejores opciones para el cuidado de tu salud.