Nuestros sitios
Compartir

Cáncer de mama

Por: Diabetes Juntos x ti 24 Oct 2013
10 preguntas frecuentes
Cáncer de mama

Como ya sabes, octubre es el mes dedicado al cáncer de mama, uno de los padecimientos con mayor incidencia en nuestro país. Enfrentarse a este diagnóstico no es fácil y las dudas en torno al tema pueden comenzar a llover en tu mente. Es por ello que con ayuda del equipo médico “Grupo Hospitalario Quirón”, te ayudaremos a esclarecer 10 de las dudas más frecuentes que giran alrededor del tema.

¿Mi cáncer se hereda?

Pese a que esto conforma uno de los principales temores para muchas mujeres, hay buenas noticias, pues el porcentaje de probabilidades es muy reducido    ̶entre el 10 y 15 por ciento  ̶. Cuando existe la sospecha de que una mujer con antecedentes familiares puede ser portadora de este cáncer, se realizan algunos estudios para comprobar o descartar la posibilidad. Si el diagnóstico es positivo, entonces el Médico indica los pasos a seguir para el tratamiento adecuado.

 ¿Me harán una mastectomía?

No siempre es necesario hacer una mastectomía. En caso de serlo, la medicina cuenta con cuatro tipos, adaptables a las características de cada tumor.

¿Cuándo debo plantear la reconstrucción?

La reconstrucción mamaria no es un capricho estético, ni un peligro innecesario: una de las finalidades que tiene es restaurar la imagen corporal de la mujer, lo que ayuda a enfrentarse de forma más positiva a la enfermedad. Para la mayoría de pacientes, la reconstrucción implica dos o tres procesos quirúrgicos, aunque en ocasiones es posible hacer la reconstrucción inmediata, en el mismo acto de la mastectomía.

¿Se me va a caer el pelo?

Desafortunadamente, las quimioterapias afectan todas las células por igual, por lo que también lo hacen con el folículo piloso. Esto ocurre luego de las tres semanas de tratamiento y puede afectar también cejas, pestañas, vello axilar y púbico. En algunos casos incluso también las uñas.

¿Podré teñirme el pelo cuando vuelva a salir?

El pelo vuelve a crecer entre dos y tres meses después de haber finalizado el tratamiento. La mayoría de las veces el pelo es más denso, rizado y canoso que antes del tratamiento y se puede teñir, aunque durante los primeros meses es recomendable evitar el uso de tintes que contengan amoníaco.

¿Cuál es la alimentación más adecuada durante el tratamiento?

Beber abundante agua a lo largo del día es fundamental en la dieta de la paciente de cáncer de mama, ya que los distintos tratamientos pueden provocar deshidratación. El resto de la dieta no debe ser especialmente distinta a la anterior al tratamiento mientras formen parte de una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas, verduras y pescado. Los alimentos más recomendables son: legumbres, verduras cocidas, cereales, frutas, productos lácteos y fibra. Se debe evitar el tabaco y el alcohol, así como el consumo de sal y grasas.

¿Puedo hacer ejercicio físico?

Los tratamientos provocan efectos adversos a nivel muscular y osteoarticular. Para combatirlos, es recomendable el ejercicio físico aeróbico y continuado, así como acudir con un Fisioterapeuta especializado en el ámbito de la Oncología.

¿Es adecuado el tratamiento?

Una vez diagnosticado el cáncer de mama, se produce una sensación de incertidumbre con respecto a las consecuencias de la enfermedad, los tratamientos y sus posibles efectos secundarios. Por lo regular las pacientes suelen preguntar por la quimioterapia en pastillas, que tiene sus propias indicaciones. Contrario a lo que se cree, este método puede ser tanto o más tóxico que el tratamiento intravenoso. Si tienes alguna duda sobre los tratamientos o crees que tu enfermedad no está siendo atendida de la mejor manera, puedes buscar una segunda opinión. Esto te ayudará a adquirir mayor información sobre el tipo de cáncer y las posibilidades de su tratamiento.

¿Qué es el ganglio centinela?

La técnica del ganglio centinela consiste en inyectar en el tumor una molécula teñida con contraste, que se comporta como una célula maligna y viajará hacia la primera estación ganglionar. Si al extirparla, no se encuentran células malignas, el riesgo de diseminación a otros ganglios será mínimo, por lo que no será necesario extirpar el resto de ganglios.

 ¿Qué es un linfedema?

Es la hinchazón que se produce en el brazo de la zona en la que se ha practicado la linfadenectomía. En el 75% de los casos, aparece durante el primer año de la cirugía y la causa está en la acumulación de líquido linfático. Para evitarlo o atenuar las molestias, se recomiendan ejercicios de fisioterapia, mantener el brazo en alto cuando está en reposo, evitar cargar cosas pesadas con ese brazo o evitar la tensión en esa extremidad. Como el riesgo de infección es alto, también conviene no realizar extracciones de sangre en el brazo intervenido.

No te quedes con ninguna duda, pregunta todo lo que necesites saber a tu especialista y si aún no estás satisfecha, siempre podrás contar con una segunda opinión. Lo importante es que el tratamiento que sigas sea el más adecuado y cause el menor daño posible a tu organismo.

                                                            Fuente: 20 minutos