Nuestros sitios
Compartir

¡Consigue tu máximo rélax!

Por: Diabetes Juntos x ti 03 Oct 2013
No te agobies, mejor relájate
¡Consigue tu máximo rélax!

El estrés es uno de los estados de ánimo más recurretes cuando se vive en una gran ciudad. Controlarlo no es tarea fácil y no hacerlo podría traer consecuencias negativas para el cuidado de tu Diabetes, ya que como sabes, el estrés afecta tus niveles de glucosa en sangre. De ahí la importancia de relajarte ante circunstancias que, en ocasiones, te sacan de tus casillas.

Aprender a relajarte es todo un proceso. Existen personas que se enojan por cualquier razón y para ellas relajarse es mucho más complicado. Sin embargo, hacerlo podría marcar un cambio significativo en tu salud. Para lograrlo solo sigue los siguientes ejercicios que te ayudarán a controlar tus niveles de estrés:

  1. Recuéstate boca arriba en una colchoneta o un tapete para yoga. Flexiona tus piernas; luego, coloca tus manos sobre tu pecho y respira: inhala profundamente por la nariz, sin ensanchar el pecho, pero llenando tu abdomen.
  2. Mientras respiras, eleva tus piernas hasta formar un ángulo de 35° y bájalas tras unos segundos, exhalando poco a poco.
  3. Siéntate en el suelo. Abre tus piernas y extiéndelas hacia los lados. Respira profundamente e inclina tu torso hasta tocar con tu mano izquierda tu pie derecho. Exhala mientras regresas a la postura original. Inhala de nuevo y ahora toca tu pie izquierdo con tu mano derecha.
  4. Consigue un banquito o una pelota de pilates. Siéntate y apoya los pies en el suelo. Inhala e inclínate hacia atrás con los brazos y las palmas hacia fuera. Exhala y regresa a la postura original.
  5. Sentado aún en la pelota, inclina tu torso hacia delante y mientras exhalas coloca tus manos sobre tus rodillas. Respira nuevamente y eleva tu tronco.
  6. De pie, inhala suavemente y sube tus brazos hasta formar una cruz con respecto a tu tronco; ahora bájalos lentamente hasta formar un ángulo de 45°. Exhala y vuelve a la postura inicial.
  7. Recuéstate de nuevo sobre el tapete. Colócate sobre el costado izquierdo con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo. Inhala y eleva tu brazo derecho sobre tu cabeza hasta tocar el suelo. Exhala y vuelve a la postura original. Repite del otro lado.
  8. Colócate en posición de flor de loto. Inhala profundamente mientras elevas tu brazo derecho. Saca el aire rápidamente y baja el brazo. Repite del otro lado.
  9. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Ésta debe ser pausada. Trata de pensar en un lugar que te guste mucho y te relaje. Si lo deseas, puedes comenzar a repetirte pensamientos positivos, pero siempre poniendo especial atención a tu respiración.
  10. Separa las piernas y levántate lentamente.

Diez minutos diarios con estos ejercicios te ayudarán a aprender a relajarte. Puedes practicarlos en la mañana o por la noche.