Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Contra el tabaquismo: educación

Por: Diabetes Juntos x ti 01 Ago 2011
Propone IMSS factores de protección personal, familiar y social.
Contra el tabaquismo: educación

cigarrosDe acuerdo con datos de la última Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos, del Consejo Nacional contra las Adicciones (CONADIC), 2 de cada 3 personas que fuman quieren dejar el cigarro, convencidas de que su hábito es dañino, pero la mitad ya lo ha intentado sin éxito.

El doctor Roberto Karam Araujo, líder de proyecto de Prevención y Control de Adicciones, en el Área de Educación para la Salud de la División de Bienestar Social del IMSS, explicó que dentro de los factores que no permiten dejar el hábito se encuentra el término resiliencia, entendida como “la capacidad del individuo de enfrentar adecuada y efectivamente la adversidad o situaciones de crisis o de riesgo”, como la presión entre pares cuando varios jóvenes invitan a uno a fumar su primer cigarro.

Te recomendamos este video

Los adolescentes, dijo, son el grupo con más riesgo de contraer adicciones como tabaco y alcohol, ya que su cerebro aún está en proceso de desarrollo, busca identidad propia y los anuncios y promocionales se dirigen a ellos. Sin embargo, si un adolescente llega a los 19 años sin haber adoptado este mal hábito, es muy difícil que se vuelva adicto.

"Lo que nosotros queremos es que las y los jóvenes tengan la capacidad suficiente y el valor de ser expuestos a esta situación y puedan salir adelante sin volverse adictos al tabaco", expresó. Para ello es importante la educación, por ello el IMSS realiza cursos y talleres de “Habilidades para la Vida”, para enseñar a los jóvenes aptitudes de comunicación, manejo de emociones y resolución de problemas que les ayudarán a tener armas para defenderse ante la adicción.

PUBLICIDAD

Roberto Karam Araujo, también habló de la importancia de un estilo de vida saludable y de la realización de ejercicio como una arma para lejar a los jóvenes del tabaquismo. Asimismo, comentó la importancia de no fumar en casa, porque quienes crecen en lugares donde se fuma, tienen alta probabilidad de volverse adictos en la edad adulta. “Que los padres reconozcan su papel en el desarrollo de este tipo de actitudes y que haya comunicación con su hijo para ayudarlo a conocer los daños de fumar, que muestren interés en sus actividades, en la escuela y conozcan el grupo de amigos con el que convive”.

Al detectar a una persona en riesgo de caer en adicción, el personal de salud está capacitado para brindar consejería breve y escuchar las inquietudes y dudas del paciente. Tanto en las Unidades de Medicina Familiar como en los Centros de Seguridad Social del IMSS se imparten las estrategias de estilo de vida activa y saludable.

“El consejo más importante que podemos dar es que la manera más fácil de no fumar es nunca empezar. De ahí la importancia de los factores de protección, pues los jóvenes cada vez fuman a edad más temprana. En México, anteriormente la edad de inicio en promedio era 17 años; ahora es a los 13 años, y fuman igual mujeres y hombres.

En el país fuman 14 millones y tenemos que sumar los 11 millones de mexicanos que nunca han fumado, pero están expuestos al humo de tabaco ajeno, con un gran riesgo para su salud, finalizó.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas