Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Contra el tabaquismo!

Por: Diabetes Juntos x ti 31 May 2010
En el marco del Día Mundial de no Fumar, te damos algunos consejos para eliminar de tu vida este mal hábito.
¡Contra el tabaquismo!

fumarEl tabaquismo mata alrededor de 5 millones de personas y, según la OMS, en este siglo el podría quitar la vica a mil millones de personas, principalmente debido a las enfermedades que provoca su uso, como infartos, derrame cerebral, cáncer y trastornos respiratorios.

Fumar está considerado un factor de riesgo prevenible para el desarrollo de muchos tipos de cáncer y varias enfermedades pulmonares. Esto quiere decir que con el simple hecho de dejar el mal hábito, las personas podría ahorrarse varios trastornos mortales. Sin embargo, las cifras de fumadores siguen aumentando día con día y aunque la mayoría de ellos desearía dejar el tabaco, enfrenta dificultades para hacerlo porque la nicotina es muy adictiva y difícil de eliminar.

Te recomendamos este video

Dejar de fumar a tiempo puede hacer que el organismo se “limpie” y se deshaga del mal que le ha causado el tabaco. Pero, ¿cómo hacerlo?

Existen muchas formas de dejar el cigarro, pero todas comienzan con la voluntad de hacerlo. Aquí te ofrecemos una guía que puede ayudarte si estás decidido a dejar de fumar:

  • Paso 1. Querer dejar de fumar.
    PUBLICIDAD

    Realiza una lista de las razones positivas o negativas que el cigarro trae a tu vida. Este sencillo ejercicio te mostrará que la lista de cosas negativas es mucho más larga y que por tanto existen muchas razones para abandonar el hábito.

  • Paso 2. Analiza tu día a día como fumador.

    Haz una lista de los momentos en lo que te decides a encender un cigarro. Ahí puedes encontrar la clave de tu adicción. En muchas ocasiones, además de la dependencia física a la nicotina, el fumador tiene otro motivante que puede ser el estrés, la depresión, la tristeza o la ansiedad. Analiza si realmente fumas por placer o por aburrimiento, costumbre o asociación de ideas.

  • Paso 3. Fija un día para dejar de fumar.

    Esto significa que después de la fecha señalada, ya no podrás encender un cigarrillo ni fumar un poco. Se ha encontrado que aquellos que se deciden de una vez, tienen más éxito que los que pretender abandonar el hábito paulatinamente. Al principio la pasarás mal, pues al ser una droga, el tabaco produce, al dejarlo, un síndrome de abstinencia.

    El periodo más difícil para un fumador es la primera semana, después esa sensación de ansiedad va bajando hasta que ya no se presenta. En esta etapa de puedes valer de ciertas ayudas como:

    1. Parches
    2. Chicles
    3. Medicamentos
    4. Terapia psicológica

    Estos productos disminuyen los síntomas de privación y los hacen más manejables, pero es importante tener en cuenta que se trata de ayudas y que no funcionan solos.

  • Paso 4. Cambia de hábitos.

    Existen ciertas conductas o situaciones en las que un fumar enciende un cigarrillo, por ejemplo: tomar café, beber alcohol, después de comer, etc., Hay una larga lista de acciones dentro de la vida un fumador que éste asocia al cigarro, por lo que cuando desarrolla alguna de ellas necesita fumar, por eso es importante cambiar ciertas costumbres o hábitos que tú relaciones con el cigarro.

    Por ejemplo, la típica asociación café-cigarro. La primera recomendación es cambiar el café por té, por jugo o agua durante un tiempo, hasta que te acostumbres a tomar café sin necesitar de un cigarrillo. Lo mismo sucede al beber alcohol y salir con tus amigos. Si en estas circunstancias fumas demasiado, te recomendamos que por un tiempo te abstengas de estas prácticas.

  • Paso 5. Comunica tu decisión.

    Es importante que la gente que te rodea sepa de tu determinación para dejar de fumar. Muchos pueden funcionar como apoyo, pero otros intentarán convencerte de no hacerlo. Si tienes amigos que fuman, pídeles que no te ofrezcan cigarros ni fumen delante de ti, con ello vencerás más fácilmente la tentación.

  • Paso 6. Nunca dejes de intentarlo.

    Si un día fracasas y enciendes un cigarro, no te dejes vencer y vuelvas a fumar. Todos podemos flaquear en ciertos momentos, la verdadera voluntad consiste en intentarlo de nuevo cuantas veces sea necesario hasta cumplir nuestro objetivo.

Pasados los primeros 40 días de haber dejado el tabaco, la adicción a la nicotina habrá desaparecido y las probabilidades de éxito serán muchas. Una recomendación para nunca volver es empezar a hacer un deporte. La exigencia física hará que no quieras volver a fumar nunca más.

Artículos relacionados:

Favor de no fumar
Para dejar de fumar
¡Este año sí dejo de fumar!
Despídete del cigarro en trece pasos
Tips para cuando se deja de fumar
¡Acaba con el mal hábito!
¡Cuidado con el tabaquismo pasivo!
¿Por qué el cigarro afecta mi Diabetes?
Tips para vencer la tentación

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas