Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Controla tu tensión!

Por: Diabetes Juntos x ti 21 Jun 2010
Te damos consejos para que tu presión arterial no se dispare.
¡Controla tu tensión!

presión sanguíneaLa hipertensión es una enfermedad crónica que afecta a un número importante de personas con Diabetes. La presión arterial es la fuerza con la que el corazón bombea la sangre hacia todo el cuerpo. Se mide con dos cifras: la primera de ellas registra la presión sistólica (aquella que se produce en las arterias cuando late el corazón) y la segunda, la presión diastólica (aquella que se registra cuando el corazón descansa entre latidos).

Si la presión sube por encima del límite normal (más o menos  140/90 en los adultos) se produce lo que denominamos hipertensión arterial. Este padecimiento es silencioso, es decir no presenta síntomas. Es peligroso porque te puede llevar a enfermar del corazón. Por ello es que los Médicos hacen hincapié en que debe prevenirse.

Te recomendamos este video

Aquí te damos algunos tips para evitar que te suba la presión sanguínea:

  • Reduce tu consumo de sal. Evita los alimentos ricos en sodio como embutidos, productos enlatados, patés, sardinas y algunos quesos. El exceso de sal en el cuerpo produce retención de líquidos y aumento en la presión sanguínea.
  • Aumenta el consumo de fibra. Incluye verduras , legumbres y frutas en tu alimentación diaria y reduce de forma proporcional alimentos que son demasiado ricos en grasas saturadas, tales como carnes de cerdo o cordero, embutidos, bollería industrial y mantequilla, entre otros.
  • Realiza ejercicio. El sedentarismo detona muchas de las enfermedades del corazón. Cuando realizas actividades físicas fortaleces tu corazón y por tanto, éste necesitará menos fuerza para bombear la sangre lo que provoca que la presión sanguínea se normalice.
  • Evita el cigarro. Fumar contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, y aumenta la presión sanguínea a la vez que favorece la formación de placas dentro de las arterias lo que dificulta el paso de sangre a través de éstas. Dejar de fumar te ayuda no sólo a evitar la hipertensión, sino también a prevenir enfermedades como cáncer y neuropatía diabética.
  • Consume calcio y magnesio. Estos minerales contribuyen a normalizar la presión sanguínea. El calcio participa en procesos tales como la coagulación de la sangre, la transmisión de impulsos nerviosos, los latidos normales del corazón, las funciones de los músculos y la estimulación de la secreción de las hormonas. Actúa como un tranquilizante natural ayudando en la relajación y la inducción del sueño. Regula la presión arterial y los niveles de colesterol lo cual mantiene el sistema circulatorio en buen estado previniendo las enfermedades cardiacas. El magnesio es un mineral del que ya se han comprobado sus excelentes virtudes, llegando a la conclusión a través de diferentes experimentos realizados en la población, de que las personas que consumen magnesio están más lejanas de riesgo de infarto que aquellas cuya dieta presenta deficiencias.
  • Bebe alcohol de forma moderada. El alcohol en exceso contribuye al aumento de presión sanguínea, además de que favorece la obesidad. Los alcoholes blancos suben el azúcar en sangre por lo que no debes consumirlos.
  • Evita el estrés. El estrés en exceso eleva ciertas hormonas dentro del organismo, las cuales provocan un aumento en la presión sanguínea.
  • Mide tu presión. Recuerda que en cada revisión médica debes pedir a tu doctor que examine tu presión sanguínea. Si existe alguna elevación puede ser corregida mediante una dieta sana y ejercicio.

PUBLICIDAD

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas