Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Cuida tu boca y tu corazón!

Por: Diabetes Juntos x ti 15 Dic 2015
¿Sabías que la poca higiene dental afecta la salud de tu corazón? Aquí te damos las pautas para cuidarlo.
¡Cuida tu boca y tu corazón!

La Diabetes afecta la salud de tus encías y, aunque no lo creas, una mala salud bucal puede afectar tu corazón. Se sospecha que las causantes de tal mal son las diversas bacterias bucales, entre ellas las causantes de la caries y de la gingivitis, una enfermedad muy común entre las personas con Diabetes mal controlada.

¡Cuida tu boca y tu corazón!

¿Cómo puede afectar mi boca la salud de mi corazón?

De acuerdo a un estudio reciente, los varones con las encías enfermas tuvieron casi 100% más incidencia de ataques cardiacos que quienes estaban sanos. El doctor Joseph Melnick, de la Universidad estadounidense de Baylor, desde 1980 ha estudiado estos gérmenes en las lesiones arteriales. Además también se ha analizado el Cytomegalovirus (un virus de la familia del herpes). La Chlamydia, el Cytomegalovirus y la Porphyromonas no sólo han sido localizados dentro de las placas de colesterol, si no que al parecer afectan directamente y adversamente al endotelio (la capa interna de las arterias).

Te recomendamos este video

El doctor Stephen Epstein, otro investigador estadounidense ha encontrado frecuentemente el Cytomegalovirus en pacientes que sufrieron una angioplastía o que requirieron un transplante cardiaco. Según sus estudios, la presencia de este agente patógeno indica que antes de los seis meses, las arterias destapadas se volverán a tapar. En cambio, en los pacientes libres de Cytomegalovirus la duración de la angioplastía es mucho mayor.

Según otra investigación, la posibilidad de sufrir un ataque cardiaco es del doble entre los adultos mayores que sufren frecuente la aparición de fuegos labiales. Además existen otros microbios sospechosos, más difíciles de descubrir y de diagnosticar, llamados micoplasmas. Algunos, como el Mycoplasma pneumoniae ocasiona neumonías, pero la mayoría desencadenan infecciones menores, que producen fiebre o síntomas molestos y con frecuencia pasan inadvertidas.

PUBLICIDAD

En quienes poseen un sistema inmunológico fuerte no ocasionarán nada más. Pero quienes lo tengan debilitado (como es el caso de los pacientes con Diabetes mal controlada), podrían afectar otras áreas (como las arterias) y ocasionar problemas potencialmente serios, como el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, artritis reumatoide, esclerosis múltiple y Alzheimer.

Factores de riesgo

La patología coronaria se contrae por medio de un proceso que se desencadena cuando los gérmenes que producen la enfermedad periodontal entran en el flujo sanguíneo. A partir de ese momento el riesgo de padecer un ataque al corazón aumenta debido a tres factores:

  1. Debido a que las bacterias contribuyen a la formación de la placa de ateroma y de un trombo que ocluye la arteria coronaria.
  2. En torno a la placa formada se pueden acumular microorganismos lo que puede contribuir a la estenosis (estrechamiento) de los vasos sanguíneos y a la formación de coágulos.
  3. Inducen a la formación de plaquetas, lo que acarrea, finalmente, las mismas consecuencias que las dos posibilidades anteriores.

En los tres casos, el riesgo de padecer un ataque al corazón aumenta significativamente. Para que te des una idea de lo grave de la situación la infección bucal propia de la gingivitis supone un factor de riesgo similar a fumar, llevar una vida sedentaria o tener el nivel del colesterol elevado.

¡Corrige el problema!

Si tu salud bucal pende de un hilo, lo mejor es que comiences a tomar medidas como: mejorar la higiene bucal, realizarte una limpieza dental y visitar con frecuencia al dentista y obedecer sus indicaciones.

Si ya padeces gingivitis o sospechas padecerla, es urgente ir con un dentista. Un buen tratamiento puede controlar la infección y disminuir las posibilidades de que gérmenes peligrosos pasen a la circulación. Debes tomar en cuenta que entre los 21 y los 50 años 15% de la población padece gingivitis, y en los mayores de 50 años, la proporción sube a 30%.

Si es necesaria una extracción, curación o cualquier procedimiento que involucre una lesión sangrante, hay que pedir con anticipación al dentista que nos recete un antibiótico para combatir a las bacterias que pudieran pasar de la boca al torrente sanguíneo y, por supuesto, mantener controlados los niveles de glucosa para evitar complicaciones, por lo que tendrás que informarle a tu dentista que padeces Diabetes.

Los problemas bucales pueden parecerte menores, sin embargo tienen una gran implicación en tu salud en general. Lo mejor es que acudas con un dentista y hagas lo posible por seguir conservando tu hermosa sonrisa.

Artículos relacionados:

¡Cuida tus dientes!
Para que cuides tu sonrisa
Enfermedad periodontal en pacientes con Diabetes

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas