Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

Cuida tu hígado

Escrito por:
Comparte la nota
cuida-tu-higado

El hígado graso, conocido como esteatosis hepática, no tiene síntomas específicos que indiquen el daño hepático y es un trastorno que presentan 7 de cada 10 personas que viven con obesidad y/o Diabetes.

Cuida tu hígado

En México, la cirrosis, el hígado graso y otras enfermedades crónicas de este órgano representan la cuarta causa de muerte. Es indispensable cuidar el peso corporal y controlar los niveles de azúcar en sangre.

El Origen

PUBLICIDAD

La principal causa de hígado graso es el alcoholismo, pero en aquellos que no beben la causa es la Diabetes y la obesidad. Una persona que tiene sobrepeso acumula células grasas, esto sucede porque el hígado es uno de los tejidos que más reserva de triglicéridos tiene entre sus células y no le es fácil eliminar la grasa. Después, este órgano se inflama y genera una serie de sustancias tóxicas que van lesionando las células hepáticas.

Se desconoce el mecanismo por el cual se acumulan las grasas en el hígado, pues llevar una dieta rica en grasas no necesariamente produce un hígado graso.

Breves Señales

El color amarillo en piel y ojos es la señal más común para saber que existe un problema del hígado. Sin embargo, una persona que padece esteatosis hepática rara vez presentan síntomas. A pesar de eso, sí pueden presentarse ciertas señales ambiguas:

1-Ligero aumento del tamaño del hígado, esto se puede observar en un examen físico; se requiere de un ultrasonido para confirmarlo.

2-Elevación de las enzimas hepáticas; se nota en pruebas de laboratorio porque la grasa genera toxicidad en la sangre.

CUIDA-TU-HIGADO-1

Diagnóstico

Normalmente, el hígado tiene 5 g de grasa por cada 100 g de peso; por lo tanto, el diagnóstico del hígado se establece cuando el órgano tiene más de 5% de su peso total con contenido graso. A veces, esta afección en el hígado puede ser un hallazgo incidental como al hacerse un ultrasonido abdominal.

Tratamiento

Existen tres pasos para enfrentar el hígado graso.

1- Perder peso de manera gradual y con asesoría profesional.

2-Ejercitarte diariamente, con especial énfasis en la grasa acumulada del abdomen.

3-Llevar una dieta con Índice Glucémico bajo. Antioxidantes, como vitamina E y el selenio ayudan a controlar el hígado graso.

La esteatosis hepática es progresiva y si no se atiende de manera adecuada puede tener graves consecuencias, como alteraciones en la función metabólica y en la circulación sanguínea. En estados avanzados, el daño puede ser irreversible y generar cirrosis o cáncer de hígado.

 

Fuentes: Clínica de Hígado y Vías Biliares; North American Society For Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition; María Santos.

 

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10