Nuestros sitios
Compartir

Cuida tus ojos de la Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 28 Nov 2018
Conoce el tratamiento adecuado para tí
Cuida tus ojos de la Diabetes

Las altas cantidades de glucosa en la sangre pueden propiciar que algunos órganos comiencen a funcionar de manera inadecuada, por lo que es importante considerar ciertos cuidados que ayudarán a que éstos problemas no se enfaticen.

Entre los óganos que a menudo se ven afectados por la Diabetes encontramos los ojos, cuyas complicaciones van desde la perdida parcial de la visión hasta su totalidad.

Daño en los ojos

Te recomendamos este video

Una vez que la Diabetes ha dejado de controlarse, ésta puede afectar diferentes partes del ojo, como lo son la retina: encargada de detectar la luz que entra al ojo, el humor vítreo: que se encuentra en la parte trasea del ojo, el crisalino: responsable de enfocar la luz de la retina, y el más importante: el nervio óptico, pues se comunica directamente con el cerebro.

Prevención de problemas en los ojos

Para evitar este problema puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Mantén tu glucosa en la sangre y tu presión arterial dentro de los límites normales.
  • Acude al oculista una vez al año. Aun cuando no tengas problemas con tu vista, es importante que te sometas a un examen de los ojos. El oculista te aplicará unas gotas que provocarán que tu pupila crezca por un rato. Este procedimiento se llama dilatación de la pupila. Cuando la pupila está dilatada, el médico puede ver la retina. Es importante detectar los problemas lo antes posible para tratarlos inmediatamente y evitar problemas más graves después.
  • Pídele al oculista que te examine para descartar la posibilidad de presentar cataratas o glaucoma.
  • Si estás embarazada y tienes Diabetes, te sugerimos acudir al oculista durante los tres primeros meses de gestación.
  • Si estás pensando embarazarse, pregúntale a tu Médico si debe hacerte un examen de la vista.
  • No fumes.

Tratamiento

PUBLICIDAD

Uno de los tratamientos más conocidos, es el que se raliza con laser, lo cual puede ayudar a prevenir lesiones futuras pero no necesaiamente mejorará la alteración visual existente.

Entre otros tratamientos se encuentran las inyecciones dentro del globo ocular que consiste en aplicar un anti-inflamatorio llamado triamcinolona, con el que se disminuye por unos meses el edema retiniano central mejorando así la agudeza visual.

En fases muy evolucionadas y complicadas con hemorragias intraoculares, tracciones o desprendimientos de retina, el tratamiento indicado es el quirúrgico.

Para conocer las alternativas y tratamientos que son más adecuados para tí, consulta a tu Médico, quien te guiará para encontrar la opción más adecuada que te ayudará a que tu calidad de vida mejore y con ella tu vista.