Conoce nuestros sitios
Bienestar y Salud Nutrición
Estás leyendo:
Prevención ¿Cómo cuidar tu glucosa cuando hace calor?
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Prevención

¿Cómo cuidar tu glucosa cuando hace calor?

Aunque la temporada de calor no representa por sí misma un riesgo para quienes tienen Diabetes, ciertas acciones -recurrentes durante esta época- sí pueden afectar […]
¿Cómo cuidar tu glucosa cuando hace calor?

Aunque la temporada de calor no representa por sí misma un riesgo para quienes tienen Diabetes, ciertas acciones -recurrentes durante esta época- sí pueden afectar los niveles de glucosa, por ello aquí te decimos cómo cuidar tu glucosa cuando hacer calor. 

¿Cómo afecta el calor cuando se tiene Diabetes?

La principal tiene que ver con la deshidratación que favorece la hemoconcentración, es decir, la cantidad de líquido en la sangre se reduce. Lo que, entre otras cosas, puede provocar que en una persona con Diabetes la glucosa se descontrole o la piel no absorba la insulina correctamente.

La segunda está relacionada con los permisos que se toman en las vacaciones, por ejemplo: comer demasiados alimentos restringidos, alterar los horarios de las comidas u olvidar consumir los medicamentos. Cuando se presenta deshidratación los permisos alimentarios pueden afectar aún más.

¿Cómo cuidar tu glucosa cuando hace calor?

Para evitar que la glucosa se altere o si notas síntomas de descontrol, Ángel Ramón Gallegos, Médico internista y Endocrinólogo, aconseja:

Hidratarse correctamente

La ingesta de líquidos depende de cada persona, sin embargo, en general un adulto requiere de dos a tres litros de agua simple. En días muy calurosos o si se practican deportes, puede sustituirse hasta un litro por una fórmula con electrolitos.

No excederse en los permisos

Probar comida nueva o consentirse un poco no tiene que hacerse a costa del descontrol de la glucosa.

No abandonar el tratamiento médico

Además de tomar los medicamentos, se aconseja revisar la glucosa, en especial, si se tienen síntomas de descontrol: hambre, sed, ganas de orinar, cansancio, etcétera.

Cuidar los medicamentos

La insulina es estable a una temperatura ambiente entre 25 y 30 ºC durante un mes, pero si se expone a una mayor puede verse afectada. Por ello, hay que evitar que se caliente al exponerla directamente a la luz solar.

 

Te recomendamos este video

 

PUBLICIDAD
Contrata tú membresía
Antes de continuar checa todos los beneficios que nuestra MEMBRESÍA PREMIUM tiene para ti
Tarjeta de descuentos Línea de ayuda 24/7 Consulta médica por videollamada Talleres con especialistas 10 Revistas al año y 2 especiales Para disfrutar de este contenido
Da click AQUÍ
Redirigiendo en 10