Nuestros sitios
Continúa leyendo:
¿Cómo puedo dormir mejor?
Comparte
Compartir

Cuídate al dormir

Por: Diabetes Juntos x ti 23 Mar 2016
¿Sabías que una mala postura puede llevarte a sufrir males cardiacos?
Cuídate al dormir

Cada día se descubren más aspectos por los cuales dormir juega un papel importante en nuestra salud. Ahora se sabe que una mala postura puede desencadenar daño en los huesos y algunos órganos internos como el corazón. Por eso te decimos cómo cuidarte a la hora de dormir.

Cuídate al dormir

De acuerdo con la Clínica del Sueño del Hospital Siglo XXI del IMSS, las malas posturas al dormir provocan fatiga, la cual conlleva riesgos, como accidentes laborales. También puede derivar en daños a la cadera, por el desgaste de cartílagos, enfermedades gastrointestinales, hipertensión, e incluso males cardiacos por una mala respiración.

Te recomendamos este video

Datos de la Clínica del Sueño de la UNAM indican que 30% de los mexicanos tiene algún trastorno relacionado con el sueño, lo que, aunado al insomnio crónico, deriva en infartos, embolias o accidentes cerebrovasculares.

En otro estudio, llevado a cabo por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid se concluyó que una mala elección del colchón o la almohada para dormir provocan malas posturas que derivan en futuros problemas músculo-esqueléticos.

PUBLICIDAD

El Colegio de Fisioterapeutas asegura que, cada vez con más frecuencia, acuden a sus consultas pacientes con dolores de vértebras cervicales, brazos y espalda provocados por dormir con almohadas inadecuadas o en posiciones incorrectas.

“Dormir adoptando posturas inadecuadas puede provocar tendinitis, atrapamiento en el túnel carpiano y problemas de desviación de columna, entre otras patologías”, asegura el Secretario General del Colegio, José Santos. Además, añade que “dormir mal puede afectar nuestro rendimiento y nos hace más susceptibles a padecer enfermedades”.

Los expertos aseguran que un colchón excesivamente duro es tan perjudicial como uno demasiado blando, en el que la columna flota sin la debida sujeción, por lo que recomiendan los de dureza media. “Un buen colchón es aquel que se amolda perfectamente al cuerpo y a las articulaciones”, aseguran, pero aconsejan compensar la dureza del colchón con la elección del soporte del mismo (somier de láminas o canapé).

Almohadas adecuadas

En cuanto a la almohada, Santos desmiente el mito de que “es más sano dormir sin ella”. “La cabeza necesita un apoyo para que la columna vertebral permanezca en su posición natural y no quede sometida a ningún tipo de tensión”, añade.

Por ello, asegura que, para elegir la que más conviene, hay que tener en cuenta la posición que se adopta para dormir, de manera que, si se duerme boca arriba, se recomienda una almohada fina y si se hace apoyado sobre un hombro, una gruesa. Igualmente, los fisioterapeutas aconsejan no dormir boca abajo, ya que al hacerlo se puede modificar la curvatura de la zona lumbar, al mantener el cuello girado para poder respirar durante varias horas.

Además, señala que, si se duerme en pareja, es importante que cada uno tenga una almohada adaptada a sus necesidades. “El relleno no debe ser ni excesivamente blando, ni demasiado duro; debe tener la firmeza necesaria para evitar que la cabeza caiga hacia atrás, pero es importante que no sea tan dura que fuerce el cuello hacia delante”, agrega.

Por último, la manera en la que te paras al despertar también es importante: ponte de lado sobre la cama, baja las piernas y, con la ayuda de los brazos, levanta tu tronco y siéntate, luego incorpórate totalmente.

Puede interesarte:

El buen y el mal dormir

 

La postura correcta para dormir