Nuestros sitios
Compartir

El alcohol y su relación con la Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 02 Jul 2013
¿Quieres saber qué pasa cuando se tiene Diabetes y se bebe alcohol? Sigue leyendo.
El alcohol y su relación con la Diabetes

Las bebidas alcohólicas están presentes en muchos momentos de la vida, desde una cena, hasta una celebración. Aunque beber con moderación no es malo, en el de las personas con Diabetes, la ingesta de alcohol puede traer consecuencias que van desde un alza en la glucosa hasta una baja que llegue a la hipoglucemia.

La razón es que mientras se bebe, los niveles de glucosa en sangre pueden subir debido a que el alcohol contiene algunos carbohidratos pero, generalmente, el azúcar en sangre baja, pues hay bebidas que tienen mucho alcohol y pocos carbohidratos.

Te recomendamos este video

¿Una copita?

Cuando una persona bebe, el alcohol entra directamente a su sangre sin haber sido metabolizado o digerido, esta es la razón por la cual a los cinco minutos de haber ingerido una bebida alcohólica es posible medir el alcohol en la sangre. Para que el cuerpo lo procese, el hígado debe intervenir, pero cuando la cantidad es superior a la que este órgano puede degradar, se traslada del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo y los invaden todo. Las neuronas resultan el blanco más fácil y es cuando se dice que “se subieron las copas”. Una persona que pesa 70 kilos, se necesitará alrededor de dos horas para digerir una cerveza o un coctel.

PUBLICIDAD

En las personas con Diabetes, el alcohol en exceso causa que la glucosa en sangre disminuya. Normalmente, el hígado, cuando eso sucede se encarga de trasformar los carbohidratos almacenados en glucosa evitando una baja de glucemia; sin embargo, cuando se bebe, este mecanismo no funciona debido a que el hígado concentra sus esfuerzos en tratar de eliminar el alcohol. Si la glucemia baja demasiado, el hígado no hará nada por evitar una hipoglucemia y si se ha bebido demasiado como para recordar qué hacer en caso de que ésta se presente, el desenlace es trágico.

La insulina o los antidiabéticos orales también contribuyen a disminuir la glucosa de la sangre, por lo que tomar tus medicamentos e ingerir bebidas alcohólicas ponen en riesgo tu salud. Mídete Si tu médico te indica que no debes beber, debes hacer caso. En muchas ocasiones esto depende del tipo de tratamiento que lleves y de la cantidad de alcohol que quieras ingerir, por que además hay que prestar atención a la cantidad de carbohidratos y de grados de alcohol que tiene cada bebida.

Habla con tu médico sobre este tema y toma en cuenta lo siguiente:

  • Los hombres pueden consumir sólo dos bebidas y las mujeres una.
  • No debes mezclar bebidas alcohólicas con bebidas dulces (refrescos, jugos).
  • No ingerir bebidas alcohólicas con el estómago vacío.
  • Para que tus niveles de glucosa no se eleven rápidamente, debes ingerir tus bebidas lentamente.
  • Beber con moderación y evitar alcoholizarte.
LEE MÁS CONTENIDO