Nuestros sitios
Compartir

Enfermedad de las encías

Por: Diabetes Juntos x ti 14 Oct 2014
La Diabetes puede afectar tu salud bucal, provocando infecciones y la pérdida de algunas piezas dentales
Enfermedad de las encías

Las personas que viven con Diabetes y que no la controlan adecuadamente suelen tener algunos problemas de salud bucal. La razón es que la glucosa se une a las proteínas con mucha facilidad. Después las oxida y en seguida las degrada, provocando que pierdan su función.

Los dientes están sostenidos en el hueso por unos filamentos muy especializados de proteína, principalmente de colágeno. Cuando estos filamentos (llamados fibras periodontales) se saturan de glucosa, se oxidan rápidamente:

  • Pierden su función de sostén y, con el tiempo los dientes se aflojan.
  • Al perder sus función, los filamentos se convierten en cuerpos extraños y el organismo intenta eliminarlos. Se inicia un proceso de inflamación y sangrado.
  • Al haber inflamación, el diente se desprende de la encía y facilita la acumulación de alimentos y si no se desaloja genera infecciones que destruyen aún más fibras periodontales y al hueso que rodea el diente.

Enfermedad periodontal

Te recomendamos este video

Se trata de infecciones bacterianas localizadas alrededor de los dientes, es decir, en las encías y que destruyen el tejido y el hueso de soporte que mantienen a los dientes en la boca. Existen muchos tipos de enfermedad periodontal. Entre las más comunes se encuentran las siguientes:

  • Gingivitis: se trata de la forma más leve de enfermedad periodontal y está caracterizada por el sangrado de las encías; ya sea espontáneo o provocado al cepillarse.
  • Periodontitis ligera: la gingivitis que no es tratada avanza a una periodontitis. En esta etapa del mal, la infección comienza a destruir hueso y el tejido que sostiene a los dientes.
  • Periodontitis moderada o avanzada: se trata de una de las etapas más avanzadas del trastorno. Ocurre una extensa pérdida de hueso y tejido.
  • Periodontitis agresiva: ocurre en personas jóvenes y se caracteriza por la temprana pérdida del hueso alrededor de los dientes. Aunque las bacterias que causan esta enfermedad producen baja inflamación y poco sarro, son rápidamente progresivas.

Para que no te pase a ti, presta atención a los síntomas:

  • Hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las encías.
  • Sangrado en las encías.
  • Retracción de las encías, es decir, que se puedan separar del diente.
  • Dientes flojos o separados.
  • Mal aliento persistente.
  • Pus entre los dientes y las encías.
  • Mal sabor de boca.

¿Cómo se previenen y se tratan las enfermedades bucales?

Para que tengas una sonrisa envidiable, hay cuatro cosas imprescindibles que debes hacer:

  1. Cepilla tus dientes frecuentemente, por lo menos tres veces al día.
  2. Usa hilo dental.
  3. Realiza una limpieza profesional por lo menos cada tres o seis meses, para remover la placa y el sarro en áreas difíciles de alcanzar con la limpieza diaria.
  4. Mejora el control de tu glucosa.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!