Nuestros sitios
Compartir

¿Es posible prevenir el pie diabético?

Por: Doctor Any Time 26 Jul 2021
Las personas que padecen diabetes deben tener un cuidado especial de sus pies ante heridas, descubre cómo prevenir el pie diabético.
¿Es posible prevenir el pie diabético?

La diabetes tipo 2 es un trastorno que causa niveles altos de azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa en la sangre son controlados por la insulina, una hormona producida por el páncreas. Cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o el cuerpo no responde a la insulina, queda demasiada glucosa en la sangre.

Las personas que padecen diabetes deben tener un cuidado especial de sus pies, ya que una de las complicaciones más frecuentes de los pacientes con diabetes son los trastornos del pie, especialmente las úlceras o las heridas con un mayor riesgo de infección y necrosis que puede derivar en una amputación. De hecho, la Federación Internacional de Diabetes informó que las personas con diabetes pueden tener hasta 25 veces más probabilidades de requerir una amputación que aquellas que no padecen la afección metabólica.

Te recomendamos este video

La mayor prevalencia de infección entre las personas con diabetes se debe a la falta de sensibilidad en las extremidades inferiores causada por la reducción del flujo sanguíneo y el daño a los nervios. Esto puede dificultar que estos pacientes se den cuenta cuando tienen una lesión o una infección que necesite cuidados especiales.

Reconocer cuándo se tiene una úlcera o herida es esencial para saber cuándo necesita un cuidado especializad. Sin embargo, la mejor manera de prevenir complicaciones graves en la salud de sus pies principalmente debe mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) mediante dieta, ejercicio y fármacos prescritos por su médico, así como una serie de cuidados que usted debe seguir de manera diaria como son:

● Revisar sus pies a diario: dado que las personas con diabetes pueden ser menos conscientes del dolor en sus pies debido a la disminución de la sensibilidad, es importante inspeccionarse los pies con regularidad. Esté atento a cortes, grietas, ampollas y otros signos del comienzo de una herida. Use un espejo si tiene problemas para ver la planta de sus pies, o pida ayuda a un amigo o familiar.
● Mantenga sus pies limpios: Lávese los pies todos los días con un jabón suave y agua tibia. Séquelos suavemente con una toalla, asegurándose de colocarlos entre los dedos de los pies. Es posible que desee terminar con una crema hidratante en la parte superior e inferior de los pies (para reducir el riesgo de ampollas) y talco en polvo entre los dedo
● Elija los zapatos adecuados: su calzado debe ser lo suficientemente ajustado para evitar que la tela roce la piel y cause úlceras en el pie, pero lo suficientemente holgado para ser cómodo. En el caso de que un pie sea más grande que el otro, debe comprar zapatos en la talla más grande. También puede usar zapatos ortopédicos hechos a medida para adaptarse al tamaño, la forma y el contorno de sus pies; puede solicitar una receta para estos zapatos a su médico.
● No utilice sandalias o zapatos en donde los dedos queden expuestos; recuerde que se deben evitar los golpes o las lesiones y sobre todo nunca debe caminar descalzo.
● Hidrate la piel de los pies: Para la piel seca, debe tratar de lubricar con cremas humectantes, sin aromas, al menos 2 veces al día, excepto entre los dedos de los pies.
● Corte con cuidado sus uñas. En forma recta y elimine las esquinas. No las recorte demasiado ya que eso podría causar que la uña se encarne o acuda con un especialista que lo apoye en este proceso.
● Dejar de fumar: fumar reduce en gran medida la circulación, lo que puede agravar los problemas de flujo sanguíneo y de sensibilidad en los pies. Hable con su médico si necesita ayuda para dejar de fumar.
● Hágase chequeos regulares: las personas con diabetes deben someterse a un examen de los pies al menos una vez al año, según la Clínica Mayo. Durante estas citas, un podólogo u otro médico puede inspeccionar sus pies en busca de problemas de circulación, signos tempranos de daño a los nervios y otros problemas en los pies que podrían conducir a una infección y amputación.

Si tiene una lesión en el pie, consulte con su médico para determinar el plan de cuidado de heridas adecuado para usted. Él o ella pueden determinar que necesita calzado, apósitos u otros productos especiales para ayudar en la recuperación rápida.

Agradecemos el apoyo en la creación y redacción del contenido a la Dra: Zeltzin Mecate Coyote Médico General con consultorio en Clínica Servimed S.C. en la Ciudad de México. Estudio la Licenciatura como Medico Cirujano egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México y la Especialidad en Bariatría clínica en la Escuela de Medicina Saint Luke.

  1. DIABETIC FOOT: CAN WE PREVENT IT?
    Antibioticos-sistemicos para el tratamiento de las infecciones del pie diabético
LEE MÁS CONTENIDO