Nuestros sitios
Compartir

Evita amputaciones

Por: Diabetes Juntos x ti 11 Jul 2016
En nuestro país, el 70% de las amputaciones se deben a la Diabetes.
Evita amputaciones

Por lo general, la neuropatía diabética es la primera causa de amputaciones en México. La falta de sensibilidad en las extremidades causa que los pacientes con este padecimiento no se den cuenta de lesiones que aparecen en sus pies. La consecuencia es una amputación.

Evita amputaciones

Dato: en México, a diario, 78 personas son amputadas por carecer de un adecuado control de la Diabetes tipo 2.

Te recomendamos este video

Con frecuencia la amputación se debe hacer para evitar la propagación de la gangrena y prevenir complicaciones mayores que puedan comprometer la vida del paciente.

De acuerdo con la Doctora Guadalupe Castro Martínez, Presidenta del Colegio de Medicina Interna de México (CMIM), 70% de las amputaciones no traumáticas de extremidades inferiores, se deben al llamado síndrome del pie diabético. Este es una complicación crónica de la Diabetes mal controlada, originada por una elevación sostenida de los niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

PUBLICIDAD

El problema se agrava, continúa Castro Martínez, si consideramos que, “de los más de 7 millones de mexicanos con Diabetes, poco más del 30 % desconoce padecer la enfermedad, por lo que durante años mantienen elevados sus niveles de azúcar en sangre”.

Este síndrome del pie diabético provoca en los pies o piernas una pérdida gradual de sensibilidad a algunos estímulos. “Cuando esto ocurre las pequeñas heridas y callos, pueden agravarse hasta generar infección, úlceras, dolor punzante, hormigueo, adormecimiento, lesiones óseas y, finalmente, muerte del tejido (necrosis) que conduce a la amputación parcial o total de sus dedos, pies o piernas”, refirió la Doctora Castro Martínez.

Prevén y evita amputaciones

Si bien la mayoría de pacientes que viven con Diabetes mellitus tipo 2 desconocen sobre prevención y control de la Neuropatía Diabética, es de suma importancia que se acerquen a su Médico para que les explique cómo vigilar y cuidar sus extremidades.

“Además de la historia clínica del paciente, los Médicos debemos realizar pruebas diagnósticas para detectar lo más tempranamente posible los síntomas y abordar con mayor éxito el problema”, mencionó.

El inicio del cuidado y control es con una exploración física y visual detallada de los pies. La primera prueba que debe hacer el Médico es presionar ligeramente con un filamento muy delgado (monofilamento) la planta del pie y las caras laterales de las piernas para averiguar si existe pérdida de la sensación a la presión. Otras pruebas son el uso del diapasón y la barra de calor-frío, a través de las cuales se mide la respuesta a la vibración y a la temperatura, respectivamente.

“Si el paciente pasó bien la revisión quiere decir que aún no desarrolla neuropatía diabética, pero si presenta pérdida de la sensibilidad en sus extremidades, advirtió, significa que ya hubo proceso de destrucción de las fibras nerviosas; regularmente por mantener, durante años, altos los niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia)”.

Para prevenir algunas complicaciones derivadas de la Neuropatía Diabética es necesario vigilar diariamente los pies para detectar grietas, resequedad, infecciones por hongos, cortadas o cambios de forma y tamaño que deban ser atendidos con urgencia.

También la higiene diaria es primordial, e incluye lavado con agua tibia y jabón suave, y uso de cremas humectantes y lubricantes, secado adecuado, darse un suave masaje, cortar apropiadamente las uñas y usar calzado de piel, cómodo, flexible y con suela antiderrapante para evitar caídas.

También puede interesarte:

Clasificación de Wagner para pie diabético

Cómo vivir con neuropatía diabética