Nuestros sitios
Comparte
Compartir

La falta de sueño provoca obesidad

Por: Diabetes Juntos x ti 10 Mar 2010
No descansar bien puede ser causa de aumento de peso
La falta de sueño provoca obesidad

sueñoSabemos que descansar bien es necesario para estar saludable, son muchos los beneficios que un sueño adecuado brinda, pero no dormir bien, también tiene consecuencias. Diversos estudios muestran que existe una relación entre la falta de sueño y el aumento de peso.

Al parecer, las horas de sueño están relacionadas a la producción de las hormonas leptina y grelina, que actúan de forma inversa para regular el apetito; la falta de sueño provoca por un lado la disminución de la producción de leptina que se produce en el tejido adiposo y provoca la supresión del apetito, y por el otro aumenta la producción de grelina, producida en el tejido gástrico, que disminuye al ingerir alimentos, por lo que funciona como una señal de hambre.

Te recomendamos este video

En otras palabras, esto provoca un incremento del apetito por la acción de la grelina y la disminución de la leptina que impacta en el mayor consumo de alimentos. Aunado a esto, la carencia de sueño también conlleva cansancio, que puede frenar la actividad física contribuyendo al aumento de peso. Así mismo, el insomnio también favorece a mayor oportunidades de comer.

Por lo visto, estos efectos se presentan tanto a corto como a largo plazo; a este respecto vemos dos estudios: uno en el que se tomaron datos de niños nacidos entre 1972 y 1973 y se determino el tiempo empleado en dormir en distintas edades, el resultado fue que los niños que habían dormido menos eran más obesos a los 32 años de edad. El otro estudio fue realizado a jóvenes varones a los que se limito el sueño durante dos noches, el resultado fue la disminución de leptina y el aumento de grelina, con lo que aumento el apetito con una tendencia a ingerir alimentos dulces y con un alto contenido de carbohidratos.

PUBLICIDAD

Por otro lado, otro estudio midió la relación entre el IMC (Índice de Masa Corporal) y las horas dedicadas al sueño, en personas que dormían menos de 8 horas se vio que existía una relación proporcional en que a mayor IMC correspondían menos horas de sueño.

En conclusión, las horas de sueño impactan en el apetito favoreciendo a la obesidad, es por eso que es importante incluir entre nuestros hábitos para evitarla un buen sueño, pues además de esto nos brinda un mayor rendimiento físico y mental.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas