Nuestros sitios
Compartir

Levantarse temprano reduce riesgo de Diabetes tipo 2

Por: Diabetes Juntos x ti 17 Oct 2021
Conoce porqué levantarse temprano puede reducir el riesgo de Diabetes tipo 2 y la relación de los hábitos de sueño con esta enfermedad.
Levantarse temprano reduce riesgo de Diabetes tipo 2

Si eres de las personas que madruga para ir a trabajar o para tener tiempo de hacer todas las actividades que tienes planeadas en el día, esta noticia te gustará, pues según indica un reciente informe: levantarse temprano puede reducir el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2. ¡Sigue leyendo para conocer más!

El estudio

La investigación, que se publicó en Frontiers in Endocrinology Journal, la realizó un conjunto de especialistas en salud que laboran en diferentes instituciones y universidades de Tailandia y Estados Unidos, y se enfocó en observar cómo influyen los hábitos del sueño en el índice de masa corporal (IMC) de las personas con prediabetes y su riesgo a desarrollar Diabetes tipo 2.

Te recomendamos este video

El estudio se llevó a cabo con más de 2,000 personas con prediabetes a quienes se les preguntó sobre sus horarios para dormir y despertar, así como de desayuno y cena.

Resultados

Aquellos participantes que dijeron estar acostumbrados a levantarse temprano y a desayunar a primera hora de la mañana, mostraron menor IMC y menos riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 que aquellos que cenaban y se iban a la cama más tarde

Se concluyó que las personas ‘matutinas’ tenían más probabilidades de despertarse más temprano para hacer sus actividades y se sentían más alerta a lo largo del día.

Otro de los resultados que arrojó el estudio fue que las personas con altos índices de jet lag social, es decir, quienes entre semana se levantan a la misma hora y los fines de semana se despiertan y duermen más tarde, presentaron mayor IMC, sobre todo los participantes de más de 60 años.

Dormir mal predispone a la obesidad

La relación de los hábitos de sueño con la Diabetes tipo 2

De acuerdo con la National Sleep Fundationcuando dormimos pocas horas se libera menos insulina y ante esto la respuesta del cuerpo es segregar más hormonas del estrés, como el cortisol, para ayudar a mantenernos despiertos. La consecuencia de esto es que la insulina no regula el azúcar en sangre como es debido y por tanto aumentan los niveles de glucosa.

Además, la mala calidad de sueño (menos de 7 horas al día) incrementa el apetito y reduce la sensación de saciedad, lo que conlleva a comer más alimentos altos en carbohidratos y azucares, a sentirnos más cansados, sin ganas de hacer ejercicio y por ende a un incremento de peso, de IMC  y de mayores posibilidades de tener este tipo de Diabetes.

Y tú, ¿a qué hora te levantas?