Nuestros sitios
Compartir

Litiasis vesicular y Diabetes

Por: Diabetes Juntos x ti 04 Dic 2015
Se estima que 3 de cada 10 personas con Diabetes padecen cálculos biliares
Litiasis vesicular y Diabetes

Las personas con Diabetes tipo 2 son propensas a tener problemas con sus niveles de colesterol y, en general, con sus grasas en sangre. Esto puede constituir un factor de riesgo para el desarrollo de litiasis vesicular.

Funciones de la bilis

Entre muchas funciones, la bilis es necesaria para la digestión de las grasas. Se trata de una sustancia ácida que facilita la asimilación de los ácidos grasos, presentes en lo que ingerimos. Cuando comemos, es expulsada de la vesícula por las vías biliares y se mezcla con las grasas de los alimentos en el estómago, donde las diluye para que ciertas enzimas del páncreas puedan digerirlas.

Te recomendamos este video

Sin embargo, en ocasiones, componentes de las grasas como el colesterol, no son disueltos, lo que genera la formación de cristales que crecen poco a poco hasta convertirse en piedras o cálculos. Cuando se acumulan en la vesícula se dice que la persona tiene litiasis vesicular.

Los cálculos pueden ser del tamaño de una grano de arena o de una pelota de golf, aunque normalmente miden de 2 a 3 centímetros. Hay dos clases de cálculos biliares:

PUBLICIDAD

De colesterol: Son los que aparecen con mayor frecuencia.

Pigmentarios: Están constituidos esencialmente por sales de calcio de pigmentos biliares. Son menos frecuentes.

Es importante saber cuáles son los que se padecen, ya que sólo los de colesterol pueden ser tratados con medicamentos.

Síntomas

Aunque al principio los cálculos no tienen una sintomatología, cuanto más tiempo lleven presentes, mayor es la probabilidad de que causen complicaciones, ya sea porque se acumulen o porque crezcan. Algunos de los síntomas son:

• Indigestión.

• Dolor intenso del abdomen con sensibilidad al tacto del lado derecho.

• Dolor fuerte y persistente en la parte de arriba del estómago, que en ocasiones se expande al tórax, hombros y espalda.

• Escalofríos y fiebre cuando los cálculos biliares impiden el paso de la bilis.

El tratamiento muchas veces incluye la extirpación de la vesícula biliar, ya que, aunque es un órgano importante, no es necesario para la vida. Extraída la vesícula, la bilis fluye directamente del hígado al intestino delgado y no afecta la digestión. Si los cálculos biliares son de colesterol, también se pueden disolver con medicamento.

Pregunta a tu Médico sobre el mejor tratamiento para ti y tu Diabetes.