Nuestros sitios
Compartir

Mexicanas, Diabetes e infecciones vaginales

Por: Diabetes Juntos x ti 04 Dic 2015
Las mujeres con Diabetes son más susceptibles a sufrir infecciones.
Mexicanas, Diabetes e infecciones vaginales

Para ninguna mujer es cómodo tener una infección vaginal. Los síntomas de comezón y ardor hacen que este tipo de trastornos se tornen insoportables y aunque ninguna chica se escapa de sufrir una infección vaginal, aquellas que tienen Diabetes son mucho más susceptibles de tenerlas. De hecho 7 de cada 10 mujeres con Diabetes desarrolla de forma sistemática infecciones en sus zona íntima, ya que no controlan sus niveles de glucosa en sangre. Una glucosa elevada es un festín para las bacterias, de hecho por esa razón las personas con Diabetes son más susceptibles a enfermar de gripe, desarrollar hongos en los pies o a que se infecten sus heridas.

Mexicanas, Diabetes e infecciones vaginales

En el caso de las mujeres, la glucosa elevada favorece las infecciones en el área genital. Según la doctora Angélica Illescas Arana ginecóloga-obstetra, las mujeres que sí tienen controlados sus niveles de glucosa con medicamentos y dieta, tienen un riesgo normal de desarrollo de infección de este tipo, una razón más para que te cuides.. “En las mujeres con Diabetes una de las principales causas de infección es la candidiasis y en este caso, 7 de cada 10 que tienen la glucosa alterada pueden llegar a tener un tipo de infección vaginal”, advirtió la integrante de la Asociación Nacional de Colposcopia.

Te recomendamos este video

De no atenderse debidamente una infección vaginal se puede tener como consecuencia que se infecte el útero y se extienda a las tubas uterinas o trompas de Falopio, lo que genera la enfermedad pélvica inflamatoria. Lo anterior es muy grave porque se puede tornar una situación crónica o provocar un absceso que se reviente dentro del abdomen y desarrollar una peritonitis que incluso puede provocar la muerte.

Para Illescas, los casos crónicos de infecciones puede llegar a obstruir los conductos uterinos lo que trae como consecuencia dificultad para embarazarse, de ahí que cualquier infección vaginal debe tratarse de forma oportuna. Y aunque todas las mujeres deben tener cuidado e higiene íntima, aquellas con Diabetes deben reforzar sus cuidados, “pues como para todo ser vivo la glucosa es nutrición, el incremento de azúcar en la sangre (glucosa) favorece el crecimiento de microorganismos” apunta la especialista.

PUBLICIDAD

Illescas Arana explicó que la candidiasis es generada por un hongo que se caracteriza porque se expresa más en aquellas personas que tienen las defensas bajas o son inmunodepresivas, como las personas con Diabetes, con VIH o cáncer, así como en quienes ingieren muchos antibióticos. Precisó que la cándida normalmente se encuentra en el organismo, sobre todo en la boca y en la vagina, pero cuando algo altera la composición normal del organismo se eleva su formación y genera infecciones. La forma en cómo se manifiesta es con un flujo espeso y blanquecino “como requesón”, que da comezón, ardor y dolor al tener relaciones sexuales.

Señaló que si en quienes no padecen enfermedades crónicas no transmisibles como Diabetes, hipertensión, cáncer, sobrepeso u obesidad, es difícil combatir y curar estas infecciones, en las mujeres con Diabetes se duplica la dificultad. “En las mujeres con Diabetes es más difícil curar dicha infecciones, además de que son más recurrentes. El problema no es solamente que le dé frecuentemente, sino erradicarle la primera infección” dice, por lo que el tratamiento de un infección vaginal en una mujer, debe ir acompañado de un buen control y tratamiento de la Diabetes.

Prevenir una infección

Para evitar que se desarrollen infecciones vaginales, Illescas señaló que las mujeres con Diabetes deben controlar muy bien su glucosa en sangre y evitar que el PH de la vagina se altere “en el área genital hay un PH específico y si se altera es más fácil tener infecciones” refirió. Para mantener un Ph adecuado, la especialista dijo que no se deben usar duchas vaginales, ni jabones perfumados en esa área del cuerpo.

También indicó que la ropa apretada y las tangas ajustadas favorecen la aparición de infecciones, por lo que recomendó el uso de “pantaleta completa de algodón y que no esté ajustada para evitar que las lastime; tampoco se deben mantener los pantiprotectores o toallas higiénicas por largos periodos, sino que deben cambiarse de manera constante, cada tres o cuatro horas máximo”.

Agregó que existen geles y jabones especiales para la higiene de la parte externa de los genitales femeninos. “Usar este tipo de geles para la higiene vaginal ayudan mantener el PH y a regenerar el tejido de las zonas afectadas por infecciones recurrentes”, comentó. “El gel que deberían usar es el que está elaborado con ácido láctico lo que mantiene el PH; que tenga agua termal que regenera al hacer que haya mayor producción celular y desinflama, con lo que se logra la protección de la zona vaginal”, explicó.

Por último es indispensable que cualquier mujer, tenga o no Diabetes se realice cada año el papanicolau y la colposcopia, sobre todo cuando las mujeres han iniciado su vida sexual, con la finalidad de detectar cáncer cérvico uterino o Virus del Papiloma Humano (VPH).

Artículos relacionados:

¡Combate las infecciones vaginales!
Diabetes y salud sexual femenina