Nuestros sitios
Comparte
Compartir

México, país de niños obesos

Por: Diabetes Juntos x ti 12 Ago 2009
¿Sabías que tenemos el primer lugar en obesidad infantil? Prevén esto en tus hijos.
México, país de niños obesos

niños comiendoSin que nos hayamos percatado, cada vez resulta más común observar niños gorditos y con sobre peso, desde nuestra familia hasta pequeños en la escuela o en la calle.

En México, uno de cada cuatro niños tiene sobrepeso u obesidad, y si este problema no se corrige, impactará en la calidad y esperanza de vida de cada uno de ellos cuando sean adultos.

Te recomendamos este video

La obesidad en los menores de edad es causada por varios factores que tienden a combinarse: falta de actividad física, una mala alimentación, factores genéticos o cuestiones afectivas e inclusive psiquiátricas. Tanto su diagnóstico como el tratamiento deben basarse en un enfoque integral.

El estilo de vida actual de los pequeños ha propiciado que los pequeños crezcan siendo gorditos e, incluso, todavía existe en nuestra sociedad la idea de que un “niño gordito es un niño sano”.

PUBLICIDAD

Niños obesos, niños enfermos

Las consecuencias de que la población infantil tenga sobrepeso van desde el riesgo de desarrollar Diabetes e hipertensión, hasta inseguridad, baja autoestima, discriminación social, fatiga, entre otras. Asimismo, es importante señalar que es mentira pensar que un pequeño con exceso de kilos reducirá su peso. Es mejor asumir que no sucederá así y que el ejercicio y una dieta balanceada son sus mejores aliados.

En nuestro país uno de cada cuatro niños pesa más de lo recomendable

¿Qué hacer?

Recuerda que el niños imita lo que ve en su casa, es decir, comerá lo que vea que sus padres comen e irá copiando sus mismo hábitos alimenticios. Por lo tanto, la base está en el núcleo familiar.

En la mitad de los casos, la obesidad comienza a aparecer a los dos años de edad, por lo tanto, es fundamental los que se le enseñe a comer a los niños.

Otro problema es que los padres admitan que su hijo tiene sobrepeso. En la gran mayoría de los casos asumen que sus pequeños están “sanos” y que no importa que se pasen toda la reunión comiendo papitas y tomando refresco. Los papás deben estar al tanto de la salud del infante y llevarlo periódicamente con un médico para determinar si en verdad padece obesidad o no.

Juntos –especialista, padres e hijos- encontrarán la mejor manera de empezar a modificar el estilo de vida del niño con el fin de prevenir enfermedades graves.

¿Sabías que…

  • por cada hora que un niño mira televisión aumenta 12% su riesgo de obesidad?
  • Cuando la obesidad inicia entre los seis meses y los siete años, el porcentaje de los que seguirán siendo obesos en la vida adulta es de 40% y de los que inician con este problema entre los 10 y los 13 años, 70% tiene posibilidades de continuar siendo obesos.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas