Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡No vivas con dolor!

Por: Diabetes Juntos x ti 21 Abr 2009
¡Cuidado! La obesidad se relaciona con diferentes tipos de dolor.
¡No vivas con dolor!

dolorEl dolor es una condición física que ha acompañado al hombre desde sus inicios. Siempre hemos experimentado dolor, desde pequeñas heridas, golpes, hasta dolores más complejos e intensos provocados por alguna enfermedad.

Pero no debemos acostumbrarnos a vivir con él. Entre más conozcamos las causas que lo provocan, sus clasificaciones, las consecuencias de padecerlo, así como los remedios para combatirlo, viviremos libres de dolor.

Te recomendamos este video

El dolor en México

Actualmente, “25 millones de personas padecen algún tipo de dolor en nuestro país, y específicamente el de espalda se ha convertido en la primera causa de incapacidad en el Instituto Mexicano del Seguro Social”, señala el Dr. Sergio Ulloa, director adjunto de Schering-Plough.

Se calcula que cerca del 80% de la población mexicana ha manifestado dolores en la espalda baja.

Lo anterior tiene relación con los índices de obesidad en la República Mexicana. Al convertirnos cada vez más en una población con sobrepeso las afectaciones a la columna vertebral, principalmente, son mayores, provocando problemas de dolor en la espalda.

El Doctor. Miguel Ángel Genis explica que en las personas obesas la línea de gravedad del cuerpo humano (línea recta imaginaria que nos guía hacia una postura correcta) se altera, por lo que el caminar diario, sentarse en la oficina y recostarse en la cama hace que la espalda baja duela, además de las rodillas y la cadera.

Los especialistas señalan que 20% de los medicamentos prescritos en el país son analgésicos y antiinflamatorios. Y 60% de los pacientes que toman medicina para el dolor siente que éste no está aliviado del todo.

De aquí la importancia de contar con información oportuna, acudir con el médico ante la primera manifestación de dolor y jamás automedicarse.

Tipos de dolor:

  • Agudo. De corta duración cuya causa es fácil de identificar. Este tipo de dolor normalmente se origina fuera del cerebro aunque se procesa e interpreta en él. Actúa como una señal de advertencia hacia un inminente daño, es decir, se trata de una respuesta fisiológica ante un estímulo perjudicial que causa dolor. Dicho estímulo puede ser mecánico, como cuando nos fracturamos, térmico, en el caso de quemaduras, o químico, cuando hablamos de una enfermedad (como los dolores artríticos). La duración de este tipo de dolor es corta.
  • Crónico. Por lo general es independiente de la causa original del dolor, incluso, aunque ésta dejara de existir, los nervios alterados siguen notificando al cerebro la sensación de dolor. En el caso de las enfermedades incurables o crónicas la procedencia del dolor sigue existiendo sin poderse tratar del todo.

No encontramos notas relacionadas.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Diabetes
Descarga AQUÍ el especial Consejos para cuidar tu piel este verano. ¡Descárgalo GRATIS!
NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas