Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Noches interminables

Por: Diabetes Juntos x ti 01 Dic 2015
El insomnio afecta física y económicamente ¡Combátelo!
Noches interminables
Al llegar la hora de ir a la cama, en vez de significar algo placentero, se convierte en un suplicio; cada minuto pasa lento, los ruidos son cada vez más agudos, miles de vueltas se le dan a la cama, pero al final el resultado es el mismo: no poder conciliar el sueño.
Si esta situación es constante, entonces podría ser un trastorno del sueño: el insomnio, que se caracteriza por mantener dificultades para iniciar o terminar de dormir, padecimiento que al 10% de la población aqueja.
El insomnio se clasifica en dos rubros: 1) agudo, con una duración de menos de tres semanas; y 2) crónico, excede este tiempo. Aunque también se divide en otras etapas como: insomnio al iniciar el sueño, despertar constantemente y dificultad para alcanzar relajación. Sin embargo, el crónico aumenta los riesgos de desarrollar enfermedades psiquiátricas, ansiedad, depresión o recurrir a la ingesta de fármacos y otras sustancias.
Los efectos que provoca el insomnio son debilidad, irritabilidad, reducción de la capacidad cognitiva, dificultad para respirar e incluso arritmias. De hecho, en un 2.5% aumenta el riesgo de sufrir un accidente automovilístico.
También perjudica económicamente a la persona, ya que le implica gastos al recurrir a especialistas y acatar un tratamiento; así como la reducción de sueldo por poca productividad, baja retención y agotamiento.
Algunas de las causas son cambios de horario y de espacio, situaciones estresantes (problemas laborales, económicos, familiares y de pareja), estar bajo un tratamiento médico fuerte o consumo excesivo de alcohol u otras drogas como el café.
Lograr combatirlo es a partir del médico, quien en casos extremos, recetará algunos medicamentos fuertes por seis meses. Pero, si el especialista considera no necesario el consumo de medicinas,  recomendará tratar con otros procedimientos:
• Antes de dormir, date un baño caliente.
Opta por un masaje para lograr destensar los nervios y relajar los músculos.
Escucha música relajante.
• Procura cenar algo ligero.
• Ve a la cama a la misma hora.
• Realiza una actividad física durante el día.
Lee un libro antes de intentar conciliar el sueño.
Bebe un vaso con leche tibia o un té de manzanilla.
Acondiciona tu cuarto.
Levántate temprano.
No tomes siestas durante el día.
Es comprensible que la mayoría de las personas con trastornos del sueño sientan angustia cuando llega la noche, pero se debe aprender a controlarse y no predisponerse a que de nuevo será un suplicio. La mejor manera de lograr dormir, es mantener la calma y relajarse.
Información del estudio Insomnio.
Artículos relacionados: 

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas