Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Obesidad, la enfermedad de nuestro siglo

Por: Diabetes Juntos x ti 28 Jul 2011
Sí, no es un problema estético, es cuestión de salud.
Obesidad, la enfermedad de nuestro siglo

sobrepesoSi pensabas que los kilos de más eran una simple vanidad, estás equivocado, la evidencia médica apunta a que el sobrepeso y la obesidad son dos enfermedades comunes que afectan a gran parte de la población mundial y que, desafortunadamente, provocan una serie de trastornos importantes en el cuerpo que pueden llevar a la muerte. Se estima que la obesidad, aunada a una dieta inadecuada e inactividad física, origina alrededor de 400 mil muertes anuales.

Pero, si ya lo sabemos, ¿por qué nos dejamos engordar?

Te recomendamos este video

La ganancia de peso es un asunto que se va dando de forma paulatina sin que detectemos el daño que causa al organismo, más allá de la mera apariencia. Luego pensamos que lucir bien y delgados es un mero asunto de vanidad o que conforme ganamos edad es “normal” o “natural” tener sobrepeso.

Pero en realidad, los años no tienen la culpa, sino nuestros malos hábitos: ingesta excesiva de alimentos ricos en azúcares y grasas, como refrescos, bebidas alcohólicas, harinas, alimentos elaborados con exceso de aderezos y frituras. Debido a que México cuenta con una extensa variedad de platillos, es muy fácil que desde pequeños nos acostumbremos a ingerir alimentos que nos lleven a la ganancia de peso.

PUBLICIDAD

Sin embargo esto no quiere decir que la comida mexicana sea mala, el problema lo generan los excesos y la falta de ejercicio. Debemos aprender a hacer una mejor selección de los alimentos y a combinar platillos, lo cual puede restarle calorías a nuestras comidas.

Una alimentación adecuada es la que proporciona los nutrimentos necesarios para el crecimiento y desarrollo de tu cuerpo. Puede parecerte complicado, sin embargo, alimentarse de manera adecuada no es un gran reto, sólo es necesario procurar consumir aproximadamente 3 comidas y 2 colaciones al día, de acuerdo con la actividad física que realices. Para satisfacer las necesidades de tu cuerpo  debes ingerir por lo menos una porción moderada de cada grupo alimenticio (cereales y leguminosas, frutas, verduras y alimentos de origen animal). Dale preferencia a los alimentos nutritivos y evita el consumo de postres, golosinas y refrescos.

¿Por qué son peligrosos esos kilos de más?

A medida que se aumenta de peso, también se incrementa el colesterol en la sangre. El colesterol malo se adhiere a las arterias haciendo que éstas sean cada vez más estrechas y poco elásticas lo que complica el flujo sanguíneo y provoca que el corazón trabaje cada vez más rápido, lo cual ocasiona hipertensión.

Pero los kilos de más también pueden llevar al desarrollo de Diabetes, hígado graso, problemas cardiacos, daño a los riñones, varios tipos de cáncer, etc.

Prevén la obesidad

Estos consejos pueden ayudarte a prevenir el desarrollo de sobrepeso u obesidad o a combatirlos:

  • Fíjate en lo que comes. Toma decisiones sanas respecto a las comidas; ten en cuenta tus necesidades calóricas. Concéntrate en el balance entre la energía que ingieres a través de los alimentos y la energía que gastas mediante tus actividades diarias.
  • Presta atención al tamaño de las raciones. Fíjate en el tamaño de las porciones de todos los alimentos que consumas. Mira con atención el tamaño de los platillos que consumes en los restaurantes, siempre son mayores a lo que se debe comer, disminuir el tamaño de las porciones te ayudará a lograr el balance entre la energía que ingieres y la energía que gastas.
  • ¡Muévete! Asegúrate que el tiempo que te dedicas a ti mismo, incluya ejercicio. Busca actividades que te gusten y además incrementa el tiempo que estas de pie o caminando. Mantenerte activo te ayuda a quemar más calorías.
  • Disminuye el tiempo que pasas frente a la pantalla. Limita el uso de televisores, computadoras, reproductores de DVD y juegos de video, porque restringe el tiempo que se dedica al ejercicio. Los expertos en salud recomiendan 2 horas o menos al día frente a la pantalla, sin contar con el tiempo relacionado con el trabajo o las tareas.
  • Interésate en tu peso. Compra una báscula y pésate regularmente, es la forma más fácil de saber si estás ganando kilos. Si es así contrólate, es más fácil perder unos cuantos que muchos. También es importante que cheques tu Índice de Masa Corporal y midas tu circunferencia de cintura.

No encontramos notas relacionadas.

NOTAS RELACIONADAS

Lo sentimos, no encontramos notas relacionadas