Por favor, active javascript para seguir navegando en este sitio

Iniciar Sesión
Cerrar
Inicia sesión para tener acceso a nuestro contenido premium


Olvidé mi contraseña
Cerrar
La única membresía que te lleva de la mano hacia un estilo de vida mas saludable
BENEFICIOS Tarjeta de descuentos
Línea de ayuda 24x7
Consulta médica por videollamada
Talleres con especialistas
10 revistas al año y 2 especiales
Suscríbete por $950 al año
Obtén contenidos exclusivos aquí

¿Por qué la obesidad provoca Diabetes tipo 2?

Comparte la nota
la-obesidad-provoca-diabetes

Para nadie es un secreto que la obesidad es la responsable del desarrollo de muchos males crónicos, entre ellos la Diabetes, sin embargo para muchos no queda clara la relación que guardan estas dos condiciones de vida, sobre todo en el sentido de por qué entre más grasa tiene el cuerpo, menos es la función de la insulina.

¿Por qué la obesidad provoca Diabetes tipo 2?

Fue en Estados Unidos donde se descubrió que entre más peso se tenía, mayores eran las probabilidades de desarrollar Diabetes. Un grupo de científicos monitoreó durante 10 años a 8 mil 545 adultos sanos, que no tuvieran ninguna enfermedad desarrollada. Con el paso del tiempo, una buena cantidad de participantes del estudio ganó peso y entonces los investigadores observaron que por cada kilo que se ganaba, se aumentaban las posibilidades de tener Diabetes tipo 2 en un 4.5%.

PUBLICIDAD

¡Ahora imagina lo que pasa cuando la persona tiene 20 o 30 kilos de más en su cuerpo, las posibilidades de desarrollar Diabetes son altísimas!

Pero ¿qué es lo que pasa en el cuerpo que la insulina no es capaz de hacer que la glucosa entre en las células? Tener Diabetes implica que tu glucosa (la energía que requiere tu cuerpo para funcionar) se queda en la sangre y ya no entra a las células que la necesitan. En el caso de la Diabetes tipo 2 esto se debe a un fenómeno que los Médicos llaman resistencia a la insulina y es que, para que la glucosa sea aprovechada, es necesario que esa hormona actúe como una llave que el abra el paso de las células.

La resistencia a la insulina entonces, significa que las células no pueden ser abiertas con la llave; pero ¿por qué sucede esto? Cuando ganamos peso, lo hacemos por un exceso de energía que consumimos y no gastamos. El cuerpo entonces almacena esos excesos dentro de las células en forma de grasa. Cuando la célula contiene demasiada energía en forma de grasa, cierra las puertas y cambia la “chapa” para impedir que la “llave” insulina pueda abrirla y meter más energía, entonces el exceso se queda en la sangre y es cuando se dice que una persona tiene el azúcar elevado. De ahí que entre más grasa haya en el cuerpo, las posibilidades de desarrollar Diabetes se multipliquen.

¡Pero yo no consumo grasa!

El exceso de alimentos azucarados o de carbohidratos simples fomenta subir de peso y almacenar grasa, no importa si no comes alimentos grasosos.

Todo carbohidrato y azúcar simple se convierte en glucosa o energía para el cuerpo, cuando esa energía se consume en exceso, el cuerpo la convierte en grasa y la almacena en el cuerpo para cuando sea requerida, pero como la alimentación sigue siendo desequilibrada, cada día hay un mayor almacén de grasa, hasta que las células dicen “no puedo más” y dejan de recibir estos excesos.

Es por ello también que perder peso ayuda a controlar mejor la glucosa entre las personas que tienen ya Diabetes, pues las células requieren de nueva cuenta de energía para hacer sus funciones y la toman de la que circula en el torrente sanguíneo en forma de glucosa.

De esta forma ahora sabes por qué para prevenir o controlar la Diabetes tipo 2, es fundamental una alimentación equilibrada.

 

También te puede interesar:

5 focos de alerta que indican Diabetes tipo 2

Los números de la Diabetes tipo 2

Relacionadas
Diabetes Juntos x Ti

El contenido al que estás tratando de acceder es reservado para usuarios registrados. Puedes leer más en el siguiente enlace:

Obtener más información
Redirigiendo en 10