Nuestros sitios
Compartir

¡Qué no te duelan tus talones!

Por: Diabetes Juntos x ti 22 Oct 2015
¡Qué no te duelan tus talones!
¡Qué no te duelan tus talones!

El dolor en el talón es un síndrome frecuente en personas de 40 a 60 años, con sobrepeso y obesidad o que tienen anomalías musculares o estructurales del pie, como tener poco o mucho arco, empeine alto, o pisar con los bordes lateral y medial (pie volteado hacia adentro o afuera), las cuales influyen en que la extremidad tienda a modificar su marcha y cause dolencia, advirtió ortopedista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

problemas-que-dañan-tus-pies-1

Te recomendamos este video

La doctora Vera Eugenia Galaviz Ibarra, del servicio de Ortopedia Mixta en el área de Pie y Tobillo de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Hospital de Ortopedia “Victorio de la Fuente Narváez”, explicó que este malestar es causado por la tracción de la estructura conocida como fascia plantar que cubre a los músculos de la planta del pie; este tejido es considerado como una prolongación del Tendón de Aquiles.

Agregó que los pacientes suelen referir dolores similares al del espolón calcáneo, el cual es la causa más frecuente de un cuadro de fascitis plantar, que se desarrolla por factores que desequilibran al pie, relacionados con obesidad y sobrepeso.

PUBLICIDAD

Subrayó que aunque el común de la gente considera el espolón calcáneo como una patología o enfermedad, los especialistas en Ortopedia lo clasifican como dolor del talón o talalgia, pues no todo lo que duele en el talón es necesariamente un problema de espolón, aunque éste sea el más frecuente.

problemas-que-dañan-tus-pies-2Por otro lado, según la especialista, el sobrepeso ocasiona sobrecarga en el talón, de ahí que el dolor como tal se agregue a los síntomas que afectan la fascia plantar, aunado a vicios en el uso de calzado, como zapatos sin tacón, planos, tenis o chanclas. Añadió que para los ortopedistas el dolor en el talón es una enfermedad propiamente, en tanto que la Asociación Americana de Pie y Tobillo lo clasifica como un síndrome, es decir, un conjunto de signos y síntomas que suceden en el entorno del pie. Según Galaviz Ibarra, el protocolo internacional para el tratamiento de este padecimiento es:

  • Evitar el uso de zapato bajo o sin tacón. Se recomienda un calzado de 3 a 4 centímetros de diferencia entre la suela y el tacón, que éste sea ancho para dar estabilidad en el talón y no provoque un esguince.
  • Realizar ejercicios de estiramiento de la fascia plantar y del Tendón de Aquiles, con un instructivo diseñado para que el paciente entienda mejor la terapia de rehabilitación.
  • Conocer el tipo de pisada. Para ello, el especialista debe hacer uso del plantoscopio, aparato que permite ver la huella plantar e identificar si hay otro problema que condicione el dolor, por ejemplo, si tiene pie plano, pie cavo, con deformidad en el retropié a nivel de talón, valgo o varo, para lo cual se adecua una plantilla y se recomienda masoterapia.

La especialista del Seguro Social advirtió que el espolón calcáneo por sí no es operable; lo idóneo para solucionar el dolor es controlar el peso, usar calzado adecuado y aplicar terapias de rehabilitación, disciplinas que permitirán mejor calidad de vida.

Con información del IMSS