Nuestros sitios
Compartir

¡Cuida tu corazón con una mascota!

Por: Diabetes Juntos x ti 28 Jul 2016
Estudios establecen que las mascotas son buenas para la salud.
¡Cuida tu corazón con una mascota!

Cada vez son más los estudios que indican que las mascotas, ya sean perros, gatos, cuyos, etc., son buenos para la salud de las personas. Ahora se sabe por ejemplo que ayudan a la salud mental y emocional, a evitar alergias, a tener un sistema inmune más fuerte y hasta para tener un corazón más sano.

Mascotas para tu salud

Según un estudio realizado por investigadores de la Kitasato University, en Kanagawa, Japón, los pacientes con enfermedades crónicas que tienen mascotas tienen una mejor salud cardiovascular. Para llegar a esa conclusión, los investigadores descubrieron que el corazón de las personas con mascota responde de mejor manera a las necesidades impuestas por los cambios corporales; de hecho, una variabilidad de ritmos cardiacos reducida puede relacionarse con el riesgo de morir por un mal cardiaco.

Te recomendamos este video

“Entre los pacientes con enfermedad arterial coronaria, los dueños de mascotas muestran la mayor tasa de supervivencia a un año que las personas sin mascota”, indicó Naoko Aiba, líder del estudio.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores trabajaron con pacientes con Diabetes, hipertensión y niveles altos de colesterol, durante un día, por medio de un dispositivo para controlar el corazón.

A pesar de lo anterior, los científicos no han encontrado una razón para que exista una diferencia en latidos entre personas que tienen mascotas y quienes no las tienen.

Mejor sistema inmune

Pero ese no es el único estudio sobre el poder curativo de las mascotas, según otra investigación, pero esta vez realizada en Estados Unidos, la exposición temprana a una mascota ayuda a que los niños tengan un sistema inmune más fuerte y reduce su riesgo a tener alergias, lo cual acaba con el mito de que una mascota era peligrosa para un niño.

Los investigadores analizaron muestras de sangre de niños que participaron en 1987 en un estudio sobre alergia en Detroit; 18 años después, 560 personas aceptaron colaborar en el seguimiento y proporcionaron muestras adicionales de sangre y la historia de su mascota.

Del grupo analizado, 184 adolescentes dijeron tener un perro y 110 un gato durante su primer año de vida; en los hombres, el riesgo de tener una alergia al perro se redujo en un 50%, en las mujeres no se encontró esa relación. Convivir con un gato en el primer año de vida redujo en 48% el riesgo de tener una alergia en niños y niñas, explicó Ganesa Wegienka, epidemiólogo del departamento de salud pública en en Hospital Henry Ford de Detroit y líder del proyecto.

Sin embargo, los especialistas en salud se dividen en dos grupos, los que defienden la adquisición de una mascota y los que señalan que éstas pueden desencadenar alergias. Los primeros aseguran que si un bebé comparte el ambiente con una mascota podría aumentar la exposición del sistema inmunológico a diversas bacterias por lo que es menos probable que reaccione de forma exagerada a sustancias normalmente inocuas, además claro, que si la mascota está en buena salud, no habrá riesgos para los pequeños.